enero 28, 2022

Problemas de las Afores en México es por el Mercado Laboral Precario, PRD


El problema de las pensiones en México no es de comisiones o aportaciones, sino de un mercado laboral precario, inestable e informal en que el trabajador es el único que corre el riesgo de tener una pensión con variables sobre las cuales no tiene control, mientras las afores que controlan sus aportaciones sí tienen garantizados ingresos y utilidades, pero sin ningún compromiso social alguno.

Lo anterior fue expresado por la coordinadora del PRD en La Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, quien denunció que la iniciativa presidencial sobre pensiones sólo busca rescatar a las empresas administradoras de fondos para el retiro o “afores”.

Durante su participación en el parlamento abierto sobre dicho tema que organizó la Comisión de Hacienda y Crédito Público de esta Cámara, se pronunció por un debate más amplio sobre esa iniciativa, pues el problema con las afores no sólo es el de las aportaciones de los trabajadores o de las comisiones que les cobran, sino de que es un sistema insostenible financieramente y con alto costo fiscal.

Señaló que en los más de 20 años que han operado las afores se cumplió la advertencia de que la reforma neoliberal que le dio origen era contra el sistema de seguridad social que, por tanto, no sería para beneficio de los trabajadores, sino para el grupo a favor del cual se privatizó el sistema de pensiones.

La iniciativa de reforma que ahora presenta el Ejecutivo Federal -señaló la líder perredista- es del mismo corte neoliberal, pues no diagnostica los resultados de esta privatización, el abandono de la responsabilidad del Estado en materia de seguridad social, la precarización e inestabilidad del mercado de trabajo ni las desigualdades de género que resultan en pensiones menores para las mujeres.

Agregó que tampoco parte de un análisis del costo fiscal de la reforma que rebasa con mucho sus previsiones, ni de las dimensiones del mercado de las afores ni la quiebra financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Consideró, por tanto, que la iniciativa del actual Gobierno no busca una reforma de gran calado acorde a sus sedicentes aspiraciones de “nuevo Estado de Bienestar” ni cambiar este modelo privatizador de pensiones, sino sólo hacerle algunos ajustes, posiblemente porque varios de quienes lo instrumentaron en el gobierno de Ernesto Zedillo funcionarios del actual.

Precisó que la reforma del primero de julio de 1997 que dio origen a las cuentas individualizadas de pensiones no garantizó las mismas en estas dos décadas por la alta rotación e inestabilidad en el mercado de trabajo.

Añadió que, a pesar de que el sistema de afores absorbe una enorme cantidad de recursos, sólo 1 de cada 100 de los que empezaron a cotizar en 1997 tendrán todas sus semanas cotizadas en 2021, por lo que se podría pensionar, pero sólo con el 20% de su último salario.

A su vez, sólo 30% de quienes tienen cuenta individual alcanzarán una pensión del seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez de apenas 17% de su último salario.

En la consideración de Juárez Piña, este modelo no tiene remedio ni salida porque en realidad el sistema de capitalización individual es un sistema de ahorro, no de pensiones, y si algunos de los trabajadores alcanzan alguna, su monto será insuficiente, por lo que no podrán evitar la pobreza en la vejez.


close