enero 21, 2022

Hewlett-Packard Enterprise se muda a Houston; mejorará condiciones de vida de empleados

Foto: Cprtesía de HPE


A la región de “Silicon Valley” se le debe gran parte de la tecnología que hace más sencilla la vida actualmente, pues en esa zona que abarca de Menlo Park a San José se han asentado tradicionalmente las grandes empresas de tecnología como Google, Apple, Facebook, etcétera. Ahora esa tradición de alojamiento de industrias tecnológicas podría cambiar con la migración de importantes compañías a otras entidades del sur de los Estados Unidos.

En ese tenor, Hewlett Packard Enterprise (HPE) anunció su mudanza de sede central hacia la ciudad de Houston, Texas; una de las principales razones de la migración de los capitaneados por Enrique Lores se debe a diversos factores como privilegiar el rendimiento de salario de sus trabajadores, pues el “Silicon Valley” también se distingue por su alto costo de vida (vivienda, alimentación, transporte, etc.

La compañía fundada por Bill Hewlett, David Packard y Martin M. Atalla fue pionera en establecerse en “Silicon Valley”, dando pie a la llegada de nuevas compañías que han impuesto con sus adelantos tecnológicos nuevos paradigmas en la vida contemporánea, pero está situación parece insostenible para gran parte de su capital humano.

A la ciudad de Houston se le considera la cuarta mayor ciudad americana donde se asientan importantes empresas energéticas; ahora tendrá un plus de albergar a HPE quienes ven la oportunidad de ofrecer mejores condiciones económicas para que sus empleados puedan vivir de una manera cómoda sin tener que comprometer gran parte de sus ingresos para poner un techo sobre su cabeza y satisfacer de manera adecuada sus necesidades fundamentales.

Otro problema que experimenta la zona de “Silicon Valley” es el aumento en la oferta de empleos, pues si bien existe mucha demanda de capital humano, también es cierto que existe déficit de vivienda que genera que los inmuebles que están disponibles se encuentren a precios estratosféricos; no pocos trabajadores tienen que desplazarse a un largo tiempo de sus centros laborales, o bien, buscar “roomies” para prorratear el alquiler.

Por otra parte, los estados de Texas y Arizona han impulsado la captación de empresas tecnológicas con estímulos fiscales y otras ventajas legales para las compañías que quieran mudarse a sus entidades; cabe recordar que ante la negativa de California para brindar los permisos para el servicio autónomo de Uber, la empresa de transporte bajo demanda aceptó la invitación de la autoridades para brindar este servicio en la ciudad de Phoenix.

GAEL


close