in , ,

INSABI, IMSS, Televisa, Romo y Estafeta; la columna de Claudia @LaVillegas1

Parece que los sistemas y la organización fallan en algunas instancias del sector público cuando se trata de compras y adquisiciones. Resulta que, así como sucedió en 2019, en este complejo 2020; un gran número de los laboratorios que lograron asignación en la licitación que hizo el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), a cargo de Juan Ferrer; enfrentan problemas con este negocio.

Resulta que en caso de algunos pedidos de medicamento para abastecer al sector salud, se registra un avance en los contratos menor al 15%, es decir; en el sector salud paradójicamente no están solicitando medicamentos.

Más allá de las adquisiciones de medicamentos oncológicos, en teoría el INSABI tendría que estar avanzando en la compra de todas las claves para fármacos con los que se atienden muchos padecimientos más de los mexicanos.

En 2019, se atribuyó el retraso en las compras de fármacos al inicio de una nueva forma de trabajo. La narrativa era que se estaba rompiendo con el sistema de otras administraciones y había que apoyar.

En 2019, igual que ahora; al llegar último bimestre del año, las compras a los laboratorios habían sido escasas y el desabasto en los hospitales alto, además se preveía; igual que ahora —insisto— que las entregas del siguiente año no podrían realizarse antes del segundo trimestre de año por los tiempos que se requieren para la fabricación, el análisis del producto terminado y la distribución del mismo. Fue ahí donde surgió la necesidad de solicitar los pedidos que formaban parte de los contratos de forma inmediata.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no fue posible porque, según argumentaron los laboratorios; al no contar con pedidos se vieron en la necesidad de detener la fabricación de los medicamentos porque la vida útil de estos fármacos es limitada.

En otras palabras, si se fabrican y no se entregan, terminarían por tener que ser destruidos. Así de complejo es el negocio farmacéutico. Entonces se tomó la decisión de ampliar la vigencia del contrato al primer trimestre de este 2020.

IMSS busca más eficiencia.

Este año y, en plena pandemia, la historia se repite. Ayer, precisamente, se llevó a cabo una reunión en la Dirección de Adminitración del IMSS, que dirije Zoe Robledo; en donde aseguraron que buscarán integrar de manera inmediata un “inventario de seguridad” para el primer trimestre de 2021; por lo que solicitaron el apoyo de los laboratorios para que acepten esta ampliación.

El IMSS solicitó información sobre la capacidad de entrega de los productos que tiene contratados, para planear la recepción y capacidad de almacenamiento. Este escenario de incertidumbre que viven las empresas, en la mayoría de los casos establecidas en Mexico; es el que deberán enfrentar las empresas internacionales que decidan participar en la licitación que llevará a cabo la ONU a través de UNOPS para abastecer al sector salud a partir de enero de 2021.

La pregunta es si el Laboratorio PISA, como están la situación allá por la Secretaría de la Función Pública, será invitada a “ampliar” sus contratos porque abastece muchos fármacos clave para el tratamiento de padecimientos crónicos como la diabetes.

Televisa supera pronósticos.

Entre los inversionistas del mercado de valores se comenta que, en estos momentos; ser accionista de Grupo Televisa pude considerarse una gran decisión de inversión, después de que la firma logró en tan sólo unas semanas una ganacia de 21.9% para sus títulos.

Hace unos días, la firma que preside Emilio Azcárraga Jean sorprendió a los analistas al dar a conocer resultados que superaron los pronósticos más optimistas. Ahora muchas casas de análisis ubican a las acciones de Televisa en el portafolios de compra para aumentar posiciones en compañías estratégicas y le dan la razón a los estrategas que aseguraban, a principio de año; que la compañía no tendría problema en romper el nivel de 30 dólares para sus Certificados de Participación Ordinaria.

La clave está en que la trayectoria operativa y financiera de la firma se ha librado de algunos eventos que le agregaban incertidumbre de manera injustificada. En medio de la pandemia, además; se confirma —como sucede con otras empresas de medios— que las audencias están regresando a la televisión y que los anunciantes también.

Los resultados de Televisa al tercer trimestre muestran un incremento de 30% en la audiencia de su principal canal de tv abierta así como el paulatino regreso de anunciantes.

No sólo eso, también sus negocios de televisión satelital y telecomunicaciones avanzan con paso firme y su transición como conglomerado de medios y telecomunicaciones se afianza con márgenes independientes y en crecimiento.

Romo pide no traicionar la lucha contra la pobreza.

En su participación en la Reunión Anual de Industriales, el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo; aseguró que el gobierno federal requiere de la inversión privada para llevar a cabo una política que respalde la soberanía energética, a través de fortalecer a Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE); con lo que se busca alentar la competencia entre los sectores productivos, no endeudarse y precios de energía accesibles.

Aseguró que la oficina de la Presidencia «ha estado trabajando junto con el sector privado en un documento que muestra cómo juntos, gobierno e IP; podemos tener la política energética del gobierno fortalecida, un sector productivo más competitivo, un país más atractivo y consumidores con precios de energía al alcance de cualquier bolsillo”.

Romo dijo también que poner obstáculos a la inversión es traicionar el combate a la pobreza…y la historia nos reclamará si no lo hacemos correctamente. Romo parecía dirigirse a algunos integrantes del gabinete que buscan seguir el discurso del Presidente, quizás para agradarlo; sin pensar en las consecuencias.

Estafeta mejor y se reorganiza.

La empresa de mensajería y logística Estafeta, que dirije Ingo Babrikowski; ha realizado una reingeniería de su infraestructura a nivel nacional con la apertura de 8 nuevos centros operativos y la reubicación y reingeniería de 14 más, así como la incorporación de vehículos a su flota terrestre; con el fin de fortalecer su red de distribución para servicios de entrega última milla.

La capacidad de respuesta exigida por el crecimiento del comercio electrónico durante la pandemia por COVID 19, el cual fue mayor del 60 por ciento; llevó a Estafeta a elevar la cifra de inversión programada para 2020 en un 25 por ciento. La inversión programada para este año, antes de la pandemia, era de 664 millones de pesos. De esta forma, la inversión total asciende a 830 millones de pesos.

En los últimos meses, Estafeta ha crecido su infraestructura para llegar a un número total de 126 centros de distribución a nivel nacional, mientras que ha sumado 560 nuevas vanes para entregas última milla modelos Caddy, Transit y Sprinter en las que ha invertido 284. 5 millones de pesos.

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx

Report

What do you think?

Written by Redacción

Banorte, Traxión y el STC, la columna de @robertoah Aguilar en El Sol de México

CE pugna por mayor transparencia en algoritmos de sugerencias