Compartir

BMW Group ha abierto oficialmente su nuevo campus de manufactura aditiva. El nuevo centro reúne la producción de prototipos y piezas en serie bajo un mismo techo, junto con la investigación de nuevas tecnologías de impresión en 3D y una formación asociada para el despliegue global de la producción sin herramientas. El campus, que tuvo una inversión de 15 millones de euros, permitirá que BMW Group desarrolle su posición como líder tecnológico en la utilización de la manufactura aditiva en la industria automotriz.

El año pasado, BMW Group produjo alrededor de 300,000 piezas por manufactura aditiva. El Campus de Manufactura Aditiva actualmente emplea hasta 80 asociados y opera alrededor de 50 sistemas industriales que trabajan con metales y plásticos. Otros 50 sistemas están en funcionamiento en sitios de producción en todo el mundo.

La unidad de predesarrollo del Campus de Manufactura Aditiva optimiza las nuevas tecnologías y materiales para un uso integral en toda la empresa. El objetivo principal es automatizar las cadenas de procesos que anteriormente requerían grandes cantidades de trabajo manual, para hacer que la impresión en 3D sea más económica y viable para su uso a escala industrial a largo plazo.

En el Campus de Manufactura Aditiva, se está estableciendo una línea de producción que replica toda la cadena de procesos, desde la preparación de la producción digital hasta la fabricación y reelaboración de componentes. El equipo de IDAM ahora lo está preparando para los requisitos específicos de la producción en serie, individual y de piezas de repuesto. Los objetivos de producción confirman el estado de esta empresa de colaboración como un proyecto faro: se espera que la producción totalice al menos 50,000 componentes de la serie al año, con más de 10,000 piezas individuales y de repuesto, todos producidos en muy alta calidad y permitiendo que BMW Group ayude a fortalecer el papel de Alemania como pionero en la impresión en 3D.

También está haciendo una contribución significativa a la producción en serie de piezas plásticas. En el proyecto POLYLINE, la atención se centra en aspectos como la vinculación digital de los pasos del proceso y el desarrollo de una metodología consistente de garantía de calidad para toda la cadena de procesos. El Campus de Manufactura Aditiva proporcionará el telón de fondo para que el consorcio de 15 socios del proyecto desarrolle y pruebe una línea de producción automatizada, totalmente vinculada y a prueba de futuro para componentes plásticos. Se espera que los resultados del proyecto ayuden a reducir los costos de fabricación hasta en un 50 por ciento, haciendo una contribución vital a la producción en serie. Además, los métodos integrados de garantía de calidad aumentarán la estabilidad de las tecnologías y harán que la fabricación sea más sostenible.

Las instalaciones de producción de BMW Group en todo el mundo ya fabrican componentes de impresión en 3D, ya sea para prototipos o producción, o piezas específicas para cada país para los clientes. La fabricación de piezas donde se necesitan es una solución sensata para BMW Group, y los procesos de manufactura aditiva son un complemento útil para las tecnologías de producción existentes.

Leave your vote

Comments

0 comments

No hay comentarios

Dejar una respuesta