Compartir

A veces me caigo muy gordo porque no estoy acostumbrado y por eso no sé como pavonearme ni cacarear mis hallazgos periodísticos que a veces se convierten en profecías aunque medio chorreadas. También me caigo mal porque peco de precavido y no me gusta lanzarme como algunos oportunistas a hacer análisis o comentarios al chilazo.

Foto: Presidencia de la República.

Por eso ayer no escribí nada del anuncio que nuestra vapuleada cabecita de algodón hizo sobre la inversión de Microsoft en México por 1 mil 100 millones de DOLARES en los próximos cinco años. Además, el anuncio me tomó por sorpresa pues como no soy ni chayotero ni youtuber, nadie me avisa de estos anuncios tan importantes para la industria a la cual le tengo tantísimo aprecio mal correspondido. (No Chille)

Foto: Presidencia de la República.

No tenía información y no sabía exactamente (aunque sospechaba) para qué Microsoft le iba a meter tanta lana al país y finalmente pude confirmar que la guerra por la nube ha comenzado su batalla en México. Me explico.

El 18 de agosto de 2018 escribí en Milenio y también aquí en tecnoempresa una columna la cual tenía algo de razón pues mis fuentes se equivocaron de empresa, pero le acertaron en la estrategia. Entonces te dije que la empresa operadora de centros de datos Equinix, estaba en negociaciones para comprar los activos de la empresa Kio Networks cuandorealmente estaba sobre los datacenter de Axtel. Esto finalmente se confirmó el 4 de octubre de 2019 y ahí nos enteramos que Equinix tenía un ambicioso plan para conectar el mercado estadunidense con Centro y Sudamérica vía México.

Luego, hace unos meses, en concreto el 21 de enero de 2020, publiqué aquí una columna en la cual pregunté: ¿Qué busca Equinix en México? y allí te comentaba que su mayor apuesta es acercar el cómputo y el almacenaje de datos a los usuarios mexicanos a fin de reducir la latencia y mejorar el costo del servicio de una empresa nacional con necesidades de interconectar y enviar datos hacia distintas partes del mundo.

Foto: Presidencia de la República.
Foto: Presidencia de la República.

¿Pero qué crees? Al parecer Microsoft quiere hacer algo parecido en México y no dudo que ya tenga un plan para comprar algunos datacenter pequeños o grandes en el país y construir los propios pues en el futuro muy cercano, ya no servirá con tener el datacenter instalado en San Antonio, Miami o Bostón porque la demanda de información y datos será tan abundante, demandante y en tiempo real, que será inoperante e inconveniente tener los data center fuera de México.

El anuncio de ayer, es muy importante para el destino de la industria de TIC´s perotambién para todo el aparato productivo del país porque allí está el interés de Microsoft, el crecimiento de la oferta de servicios de nube como el PaaS (plataforma como servicio), IaaS (infraestructura como servicio) y SaaS (software como servicio), vienen de la mano de una necesidad y casi obligación de una transformación digital en las empresas mexicanas que sumado a nuevas tecnologías como la 5G, la Inteligencia Artificial y el internet de las cosas, demandará de muchos fierros para conectarse.

De acuerdo con un reciente comunicado de prensa de Gartner, la interconexión privada entre las empresas y los proveedores de nube y TI aumentará a una tasa de crecimiento anual compuesto de 112 % en 2022 a nivel mundial. Eso nos da una idea del reto que se avecina por ello, pensar que Microsoft aportará centros de investigación, laboratorios de capacitación, programas de entrenamiento o proyectos ambientales; suena chido y buena onda, pero la neta es la guerra de la nube.

Vaya pues una felicitación a mi líder político y rayito de esperanza, a Emiliano Calderón (a. El Bicho) coordinador de Estrategia Digital del gobierno de la República, y a Microsoft porque esta guerra se va a poner buena y si las otras marcas no se ponen trucha, se las va a cargar el payaso.

Leave your vote

Comments

0 comments

Compartir
Artículo anteriorARENA abre su Level#17 en Interlomas
Artículo siguienteSamsung suspende actividades en una fábrica por “Coronavirus”
Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

No hay comentarios