Compartir

 

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, manifestó que, para garantizar el respeto al tiempo de descanso, permisos,  vacaciones y a la intimidad personal y familiar de los trabajadores, es necesario establecer en la Ley Federal del Trabajo el derecho de las personas a la desconexión digital fuera del tiempo laboral legal.

Anunció que promoverá una iniciativa de reforma legal que reconozca el derecho de trabajadoras y trabajadores a  desconectarse y abstenerse de participar en comunicaciones electrónicas relacionadas con su empleo, como correos y mensajes electrónicos, llamadas telefónicas  u otras modalidades de comunicación, durante horas no laborales.

En la explicación de motivos, el senador apunta que las condiciones de desconexión deberán ser conciliadas entre las y los trabajadores y los patrones, promoviendo un uso razonable de las herramientas digitales.

Hace algunos años, compara Monreal Ávila, las personas salían de su lugar de trabajo, iban a casa y dejaban atrás dicha actividad, puesto que en la mayoría de los casos, las horas dedicadas para tal fin estaban claramente definidas. Con la evolución de las herramientas de comunicación, esa realidad ha cambiado de modo significativo, provocando que las y los empleados estén en guardia permanente, a la disposición del empleador a cualquier hora y en cualquier lugar.

Esa demanda de disponibilidad, en todo momento, ha comenzado a reconocerse como una circunstancia potencialmente peligrosa para la salud de los trabajadores, y violatoria a sus derechos humanos, afirma en su texto el legislador.

México es señalado como uno de los países con las mayores cargas horarias en el ámbito laboral, por lo que resulta imprescindible, exhorta el legislador, abrir el debate sobre el impacto de las tecnologías en los diversos ámbitos de la vida de las personas; “y éste, el laboral, es uno de los más apremiantes”, apunta.

Señala que países como Francia, España e Italia han diseñado legislaciones especiales, además de que otras naciones del mundo también han impulsado medidas a favor de la desconexión en algún nivel, ya sea estatal o nacional.

Aclara que aunque actualmente no existe un marco legal internacional que defina y regule directamente el derecho a la desconexión, tanto el derecho internacional como el doméstico cuentan con disposiciones que abordan el tema, tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 24); el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (Artículo 7); entre otros convenios y recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

Leave your vote

Comments

0 comments

No hay comentarios