Compartir

Sophos, seguridad cibernética de última generación, ha enlistado las  mejores prácticas de seguridad para evitar un ataque de ransomware y que tu empresa u organización se encuentren siempre protegidos:

1.- Usa parches

El malware que no ingresa a través de un archivo, lo hace a través de errores de seguridad populares, incluyendo aplicaciones como Office, diversos navegadores, Flash y etcétera. En cuanto más parches de seguridad sean instalados, más difícil será para los intrusos tomar control de tus sistemas e información y hacer mal uso de los mismos.

2. Haz copias de seguridad

Independientemente del ransomware, existen decenas de formas en las que puedes perder tu información de manera repentina. Por eso, es fundamental que cifres una copia de seguridad y elabores un plan de recuperación ante desastres que cubra la restauración de datos y sistemas completos.

3. Examina los archivos JavaScript (.JS) en un bloc de notas

Al abrir un archivo JavaScript en el Bloc de notas, se bloquea la ejecución de scripts maliciosos y te permite examinar el contenido del archivo.

4. Ten cuidado con los archivos adjuntos no solicitados

Los hackers confían en el dilema que enfrentas cuando recibes un archivo adjunto. En caso de que tengas duda sobre el remitente, ¡no lo descargues ni abras!

5. Monitorea los derechos de administrador

Revisa constantemente los derechos de administrador y administrador de dominio. No permanezcas conectado como administrador por mucho tiempo y evita navegar, abrir documentos u otras actividades laborales regulares mientras estás en una sesión con derechos de administrador.

6. Regula el acceso a tu red externa

No dejes tus puertos expuestos al mundo. Bloquea el acceso RDP de tu organización y otros protocolos de administración. Además, usa la autenticación de dos factores y asegúrate de que los usuarios remotos se autentiquen a través de una VPN.

7. Usa contraseñas seguras

Suena lógico, pero muchas veces pasa desapercibido. Una contraseña débil y predecible puede dar acceso a los hackers a toda tu red en cuestión de segundos. Se recomienda tengan al menos 12 caracteres de largo, incluyan una combinación de mayúsculas y minúsculas, y algún signo de puntuación aleatorio.

Finalmente, una de las mejores prácticas de protección contra hackeos es contar con un sistema de ciberseguridad de última generación que te permita tener el control de tus operaciones de forma permanente.

Leave your vote

Comments

0 comments

No hay comentarios