Compartir

El exgobernador panista de Sonora, Guillermo Padrés, fue aprehendido ayer en la mañana después de anunciar, en el programa queerh-avatar en Grupo Fórmula conduce Ciro Gómez Leyva, que ese mismo día se entregaría a las autoridades después de estar prófugo desde el pasado 30 de septiembre, fecha en que el Juez Décimo Segundo en Procesos Penales Federales con sede en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, Guillermo Urbina Tanús, librara una orden de aprehensión en su contra por el delito de defraudación fiscal y operaciones con recursos de origen ilícito o lavado de dinero por un monto superior a los 8 millones de dólares.
Después de la entrevista, Padrés se dirigió al Reclusorio Oriente, donde se ubica elmencionado Juzgado Duodécimo. Durante el trayecto su vehículo fue escoltado por efectivos de la Marina.
Al llegar al Reclusorio se declaró inocente y explicó que se estaba entregando “porque es lo correcto”. Horas más tarde, su hijo Guillermo Padrés Dagnino fue arrestado por agentes de la PGR que ejecutaron la orden de aprehensión que contra él libró el Juez Cuarto en Procesos Penales Federales con sede en Toluca, Oscar García Vega, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y lavado dedinero. Padrés Jr. Trabaja como abogado en el despacho del ex procurador general de la República, Antonio Lozano Gracia, quien es el defensor de su papá.
El exmandatario sonorense dijo que los correcto era entregarse. Si eso es lo que realmente cree, ¿porqué anduvo prófugo durante casi un mes y medio?
Padrés dejó de ser gobernador el 12 de septiembre del año pasado. Desde ese día hasta ayer, tuvo el tiempo necesario para prepararse para enfrentar exitosamente un juicio en su contra.
El sonorense está muy bien representado por el despacho de Lozano Gracia mientras que la PGR y la Procuraduría General de Justicia de Sonora por abogados de medio pelo que no le llegan al ex procurador ysus asociados. De entrada, Padrés ha de creer que no le podrán probar nada. Por eso se entregó a las autoridades. Si no lo creyera, seguiría prófugo.
En esta nueva era de la presunción de inocencia, las procuradurías tienen que trabajar duro y con mucho profesionalismo para poder comprobar la culpabilidad de quienes son acusados de cometer un delito. Más, si los imputados tienen los recursos de contratar los servicios de abogados de efectividad comprobada.
Según algunos analistas que conocen el tema, la única manera de mandar a la cárcel por un buen rato a Guillermo Padrés es comprobando que cometió una gran defraudación fiscal.

Sitio web: ruizhealytimes.com
Twitter: @ruizhealy

Leave your vote

Comments

0 comments

No hay comentarios