Compartir
Nafin
Foto: Especial

El Banco de Desarrollo que encabeza Jacques Rogozinski desarrolla una estrategia de 360 grados para apoyar el desarrollo interno del país. Hace algunas semanas, el director general de Nafin dio el banderazo de salida a la segunda emisión de un bono verde que, a través del mercado de valores, permitirá financiar proyectos para la generación de energía sustentable. Además, los financiamientos para el capital de trabajo de pequeñas y medianas empresas, gracias al fondeo de Nafin y otros
bancos de desarrollo del gobierno federal, sigue creciendo a tasas del 13.4%, de acuerdo con datos de la calificadora HR Ratings hasta el segundo trimestre de 2016.

Así, con el fortalecimiento de la economía interna y el propósito del gobierno federal de reducir la ruta del endeudamiento público, México podría enfrentar con mejores pronósticos la creciente volatilidad que muchos analistas avizoran en los mercados financieros y en el ambiente de negocios en tanto no se defina el estilo de gobernar de la administración de Donald Trump. Y, precisamente, la volatilidad y las implicaciones de que el controversial empresario llegara a la presidencia de Estados Unidos, fueron dos temas que el director general de Nafin –ex funcionario haciendario y del BID– analizó detalladamente en algunos espacios editoriales. Fue Rogozinski, por cierto, uno de los pocos funcionarios que reconoció la posibilidad de que Trump ganara a Hillary Clinton la contienda electoral mientras la negación de este escenario dominaba la memoria colectiva. Sirva la prospectiva de Rogozinski a Nafin para seguir con la ruta marcada: dinero para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas del país.

Y en línea con las acciones que espera el sector privado para hacer frente a la embestida del fenómeno Trump, le adelanto que en la Concamin que preside Manuel Herrera Vega no se quedará con los brazos cruzados y empujará un programa para respaldar los productos hechos en México. Empresarios de todos los sectores parecen coincidir que, en este momento, la única respuesta ante los cambios que sufre el sistema político estadounidense y que afectarán sus acciones económicas, es el fortalecimiento del mercado interno. Buena lección ha dejado el huracán llamado Trump.

El Colegio de Notarios Públicos de la Ciudad de México que encabeza por primera vez en 200 años, una mujer, la abogada Sara Cuevas Villalobos, sigue impulsando el examen de oposición entre un gremio que resulta vital para el respeto del estado de derecho y la defensa de los bienes patrimoniales de los capitalinos. Para el Colegio de Notarios Públicos de la Ciudad de México, el examen de oposición se ha convertido en una gran vía para agregar talento a este gremio, un verdadero ejercicio de meritocracia.

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx

Leave your vote

Comments

0 comments

No hay comentarios