in , ,

MACH de @hugogonzalez1… en defensa de Alfredo Castillo en Conade.

HUGO TECNOEMPRESAEsto no me lo contaron Mis Amigos Chismosos (MACH) solo es mi reflexión del caso…

En estos momentos que los fracasos para la delegación mexicana en Río de Janeiro caen en la misma proporción que caen medallas para estadunidenses, es lógico querer sacrificar a alguien y ofrecer su corazón, sus tripas y su sangre a los inmisericordes dioses de la opinión pública (y publicada) del país.

Es lógico querer que alguien pague los trastos rotos de tan mal desempeño olímpico, sin embargo; aun con el riesgo de ser merecedor a una cascada de mentadas y descalificaciones baratas, creo que Alfredo Castillo es uno de los menos responsables de esta crónica de una tragedia anunciada.

Conozco a Alfredo Castillo desde que fue titular de la Procuraduría Federal del Consumidor y lo conocí por sus ahora reconocidos escándalos. En esos días acababa de poner sellos de clausura a cableras, aerolíneas y hasta varios hoteles de la Ciudad de México. Lo primero que pensé y lo publiqué es que este funcionario se estaba tomando muy en serio su papel pero que exageraba en sus medidas.

Por eso pude convivir con él y desde entonces me sorprendió su sangre fría para tomar ese tipo de medidas y por su fe ciega en la ley, los reglamentos y los códigos. Le cuestioné varias clausuras y se limitó a decir: «así está en la ley y yo estoy obligado a cumplirlo». Solo le pedí que no tocara los centros de entretenimiento para hombres adultos.

Después, cuando se convirtió en Comisionado Especial de Seguridad en Michoacán le perdí la pista y creo que se le salió de las manos el asunto de las autodefensas pero eso, es otra historia.

En mi encuentro con Castillo le pregunté que si quería ser Gobernador del Estado de México, Procurador General de la República y me dijo que solamente le interesaba un puesto y que sería el único que le pediría al presidente, ser titular de la Comisión Nacional del Deporte.

Incrédulo le pregunté qué sabía del deporte. Además de decirme que era un apasionado y un informado practicante del tenis, me contestó que el problema del deporte en México era de orden y legalidad. Desde ese día me refirió varios casos severos de corrupción en las federaciones deportivas nacionales y me dijo: si me pone allí el presidente, vamos a hacer una limpia en las federaciones porque es un cochinero.

Recuerdo que me mencionó varios ejemplos que no recuerdo bien porque nunca pensé que llegaría a ese puesto y mucho menos pensé que si cumpliría de limpiar el cochinero que traían varias federaciones.

Por eso, ahora que veo los resultados de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos, creo que no es culpa de Castillo, sino de todas las tranzas, cochinadas y abusos que se cometieron en nombre del deporte por varias décadas. En síntesis, Castillo pateó el nido de ratas y ahora hay algunas muy chillonas que salen corriendo tratando de defender su queso mal habido. TAN-TAN

Report

What do you think?

50 points
Upvote Downvote

Written by Hugo González

Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

Recomendaciones de Waze para este regreso a clases

Honeywell lanza: Enterprise Buildings