Compartir

Como cada año, la temporada de declaraciones tributarias llegó. Al finalizar abril, personas físicas y morales habrán tenido que presentar este ejercicio; que consiste en rendir cuenta de sus ingresos, gastos y deducciones relacionadas a sus actividades financieras de 2019 ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT). Como una buena noticia, este proceso es totalmente digital, por lo que no tendrás la necesidad de salir de casa, y expertos analizan que no demora más de 20 minutos en distintos dispositivos -incluido tu smartphone-.

Además de la optimización de procesos, las herramientas tecnológicas sirven como una fuente de asesoramiento, rápido acceso y control inmediato desde cualquier lugar y en tiempo real.

QuickBooks, la plataforma de contabilidad y administración para PyMEs, identificó oportunidades que los emprendedores y dueños de negocios, deben tomar en cuenta al momento de realizar su declaración tributaria:

Ten en orden tu documentación: dentro del proceso, el SAT puede pedirte facturas o comprobantes de hasta cinco años de antigüedad. Lo mejor es que tengas todo ordenado a través de un facturador electrónico que tenga guardada esta información en la nube.

Revisa a detalle la información prellenada: el sistema del SAT mostrará una declaración automática, derivado de tu proceso administrativo a lo largo del año. Esta información puede tener un saldo a favor, pero también se ha reportado que esta puede tener información errónea que perjudica a los contribuyentes, ya que muchas veces no incluye sus deducciones.

Solo deduce gastos que estén permitidos: es usual que se quieran deducir la mayoría de los gastos para aminorar el pago de impuestos y a lo mejor hasta conseguir un saldo a favor después de la declaración. Sin embargo, no todos los gastos son deducibles y en caso de que el SAT los detecte, podría darte una multa.

Evita incluir información falsa: debes saber que usar documentos falsos u omitir contribuciones son solo una de las maneras por las que podrías conseguir una multa.

Sé puntual: muchas personas se olvidan de la fecha límite para presentar su declaración. Dada la situación actual, es posible que pierdas la noción del tiempo. Evita sorpresas y problemas con el SAT, y haz tu declaración cuanto antes; la fecha límite está cada vez más cerca. Recuerda que, si llevas tu contabilidad al día, hacer la declaración anual será una tarea mucho más sencilla.

Evita multas: No pierdas de vista que la importancia de realizar la declaración a tiempo y en forma antes del 31 de abril, de no hacerlo, el SAT podrá imponer una multa de hasta $28,490 pesos a quien no declare.

QuickBooks te invita a que tomes las riendas de tu negocio y adquieras una herramienta que te ayude a realizar tus actividades contables desde cualquier lugar, en cualquier momento y sin importar el escenario que se presente en tu entorno.

No hay comentarios