Daño por suspensión de puentes asciende a 21 mmdp

Daño por suspensión de puentes asciende a 21 mmdp

801
0
Compartir

Redacción

Ante la posibilidad de que se eliminen los fines de semana largos, las asociaciones Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH Hoteles Por México), la de Secretarios de Turismo (Asetur) y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur) proponen 10 medidas para atender la preocupación presidencial por fortalecer la memoria histórica del país y así evitar afectaciones económicas que pueden superar los 21 mil millones de pesos, en caso de que se suspendan los también llamados puentes.

Una de estas propuestas es lanzar un programa de desarrollo turístico en paralelo con el de Pueblos Mágicos, para conformar los Pueblos Históricos que al tiempo de contribuir a la recuperación de la memoria histórica genere alternativas de desarrollo a través del turismo para comunidades como Guelatao, Dolores Hidalgo, Parral o Anenecuilco, por ejemplo.

En un comunicado conjunto, informaron que con esta implementación se contribuye a fortalecer la memoria histórica sin afectar a la industria turística en un monto equivalente a 1.1% del PIB turístico, el 0.7% del consumo turístico interior anual o 1.9% del consumo turístico interno anual en excursiones y vacaciones, pérdidas que representarían el eliminar los fines de semana largos.

La ANCH, la Asetur y el Cicotur indican que según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es uno de los países en donde más horas se trabaja por año, superando a Estados Unidos, Canadá, Chile, Francia y Alemania por lo que los fines de semana largos se han convertido en un incentivo a la productividad para la clase trabajadora de México.

  

Fortalecer memoria histórica, sin perder los puentes

 “México no es el único país en donde se realiza la práctica de los fines de semana largos. No existe ninguna garantía sobre si la supresión de los fines de semana largos será el camino efectivo para el fortalecimiento de la memoria histórica pero el impacto social sería muy alto para el país, advirtieron.

 “De acuerdo con estudios de la Secretaría de Turismo, 90% de las personas piensan que en los viajes se convive con la familia. Además, entre los beneficios para el aparato productivo destaca el tener certidumbre sobre los días de asueto, ya que esto reduce el ausentismo y, en consecuencia, se puede planificar de mejor modo la producción industrial”, señala el comunicado.

Las asociaciones y el centro de investigación Anáhuac indicaron que desde una dimensión social, el aporte de los fines de semana largos en el turismo es fundamentales: es el primer empleador de jóvenes; segundo empleador para mujeres; 93% de las 500 mil empresas del sector son micro y pequeñas con menos de 10 empleados, y es factor fundamental en el combate a la pobreza.

La buena aceptación de los fines de semana largos está relacionada con los beneficios que genera, dentro de los cuales se cuentan los económicos directos para la industria turística por el aumento en el consumo del mercado nacional derivado de un mayor número de viajes, así como por el efecto positivo sobre la proveeduría necesaria para atender a los visitantes.

 Indican que de acuerdo con las iniciativas legislativas que hicieron posible esta medida, la derrama económica generada por los cuatro fines de semana largos era del equivalente a 750 millones de dólares al año.

Entre las propuestas destacan las siguientes:
Diseñar con la participación ciudadana las acciones de la gran cruzada nacional para recuperación de la memoria histórica, que arrancaría con un programa de conmemoración de Bicentenario de la consumación de la Independencia en 2021 y un segundo programa por los 150 años de la muerte de Benito Juárez en 2022.

También está fortalecer con la orientación de recuperación de la memoria histórica, los contenidos de la materia de formación cívica y ética, en la educación primaria y secundaria.

Otro punto es convocar a un concurso nacional de dibujo alusivo a las fechas históricas para los niños de sexto año de primaria y los premios, aportados por la industria turística serían viajes a los sitios en que se registraron estos hechos históricos.

Aprovechar los tiempos oficiales en medios electrónicos para difundir ampliamente, campañas que enaltezcan las fechas históricas.

Impulsar el desarrollo del turismo infantil desde las escuelas, organizando viajes de proximidad a los sitios históricos para que la niñez conozca de primera mano los escenarios que dieron pie a la historia nacional, entre otras.

Para ampliar los beneficios de los fines de semana largos, el sector privado también propuso la inclusión en la Ley Federal del Trabajo del 1 de mayo, como parte de las fechas consideradas como fines de semana largos, asociado el descanso respectivo al primer lunes de ese mes.

Sugieren predefinir en la propia ley que cuando las fechas del 1 de enero, 16 de septiembre y 25 de diciembre se presenten en domingo, el descanso asociado se disfrute el siguiente lunes al que estas caigan.

Posponer una semana la celebración del Buen Fin a fin de que no compitan los legítimos intereses del comercio y del turismo.

No hay comentarios