Compartir

Uno de las preocupaciones para las empresas es la seguridad, pues así como el uso las nuevas tecnologías  ha permitido hacer la vida más sencilla, también plantea grandes desafíos para un mundo conectado. De acuerdo con datos el “Informe Global de Riesgos 2019”, el fraude cibernético, el robo de identidad y la pérdida de la privacidad se encuentran entre los principales retos a nivel mundial.

La investigación revela que el fraude se ubica en el número cuatro de los diez principales riesgos mundiales en términos de probabilidad. En la región de Latinoamérica, señala otro reporte, la falsificación de identidades se incrementó 34% tan sólo en el reciente año.

Al respecto, la cofundadora de Truora, Maite Muñiz enumera 3 innovaciones tecnológicas que son aplicables en temas de seguridad y que las compañías pueden aprovechar para mejorar sus operaciones:

  1. Antecedentes laborales

La verificación de antecedentes es una de las etapas clave del reclutamiento laboral y uno de los puntos clave para prevenir el fraude, pues de esta manera el personal de Recursos Humanos asegura que la contratación es la ideal y que el candidato se desempeñará con eficacia en la vacante. Si bien este proceso puede tomar tiempo o ser costoso para muchas compañías, existen soluciones que utilizan el Machine Learning (aprendizaje automático) para validar los antecedentes de los candidatos en unos cuantos segundos, a partir de un rastreo de data pública.

2. Seguridad nacional e internacional

Otra de las aplicaciones que está impulsando la tecnología es la revisión de posibles antecedentes criminales de usuarios, clientes, empleados y proveedores. Esto a través de algoritmos que hacen una búsqueda nacional e internacional en bases de datos públicas. Con ello es posible acceder a listas de delincuentes internacionales, alertas terroristas, registros de lavado de dinero o robo de identidad. Esta alternativa ha sido aprovechada por diferentes firmas, para prevenir el fraude, garantizar el mejor talento de sus conductores y la seguridad de los viajeros.

3. Reconocimiento facial

El reconocimiento facial, básicamente consiste en identificar a una persona a partir de las características biométricas de su rostro. Este sistema está siendo adoptado por empresas, fintechs, bancos, instituciones e incluso gobiernos, posicionándose como una tendencia de la ciberseguridad. Por ahora, ya se está utilizando con frecuencia en el día a día para desbloquear un smartphone, en cajeros automáticos, pagos, controles de pasajeros en aeropuertos o en grandes eventos públicos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta