Huawei demandará a la FCC por vetarles acceso a subsidios federales

    588
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Huawei

    A pesar de que la administración de Trump  amplio el periodo de gracia al embargo comercial en contra de China, las secuelas para algunas compañías continúan frenando su crecimiento en el mayor mercado a nivel global, particularmente a las empresas que se dedican al desarrollo de tecnología, en especial a Huawei.

    La compañía oriunda Shenzhen está analizando interponer una querella legal en contra de la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) lo anterior responde a una negativa de brindarle a los operadores de telecomunicaciones el acceso al Fondo de Servicios Universales (FSU) que en gran medida impulsa la compra de teléfonos con subsidio.

    De tal manera, los capitaneados por Ren Zhengfei irán a juicio para exigir que el ente regulador de telecomunicaciones estadounidense no les cierre el acceso a parte de los US$8.5 mil millones de dólares del FSU, pues la negativa de brindar ese subsidio federal sólo es aplicable para las empresas de tecnología de capital chino.

    Conforme a la información ofrecida por el influyente diario “The Wall Street Journal”, será la próxima semana cuando Huawei entable el litigio en contra de FCC, mismo que dirimirá en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito con sede en la Ciudad de Nueva Orleans, Luisiana.

    Cabe destacar que esta decisión que limita el acceso de empresas chinas a fondos gubernamentales estadounidenses fue tomada el pasado viernes 22 de noviembre, resolución que también afecta a la compañía ZTE en su búsqueda de subsidios a sus productos para poder llegar al mayor número de usuarios norteamericanos posibles.

    La razón del veto de la FCC en contra de Huawei y ZTE es que representan una amenaza para la seguridad nacional americana, situación que viene presumiendo el gobierno de Donald Trump desde hace más de 2 años, cuando comenzó de manera sistemática a ponerle obstáculos a las empresas de tecnología chinas, e inclusive, esa estrategia ha sido importada a otros países en donde por recomendación de seguridad hecha por la Unión Americana se han desplazado a estas compañías orientales.

    Por otra parte, expertos en tecnología suponen que el embargo en contra de las empresas de tecnología de capital proveniente del “Gigante Rojo”, apelan más a un proteccionismo disfrazado de la administración Trump en favor de compañías locales que paulatinamente han perdido presencia entre los consumidores americanos.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta