Compartir

 

Fortinet,  soluciones de ciberseguridad anunció los hallazgos de su servicio de inteligencia de amenazas FortiGuard, revelando que México sufrió más de 8 billones de intentos de ciberataques en la primera mitad del 2019.

Los resultados reportados por la compañía fueron presentados durante el Fortinet Cybersecurity Summit (FSC19), un evento que reunió a más de 1.000 especialistas en seguridad de redes de varias regiones de México para hablar sobre los principales peligros digitales de hoy, el panorama de riesgos en los próximos años y cómo los profesionales y las empresas pueden prepararse para estos nuevos tipos de ataques.

 

Fortinet encontró que los ataques de ingeniería social a través del correo electrónico siguen siendo los más frecuentes en el país. La principal amenaza en México continúa siendo el phishing, que ocurre cuando un cibercriminal envía un mensaje dirigido hacia un objetivo específico en el que pretende ser alguien más para acceder a credenciales, datos personales o información financiera.

En el país hay un fuerte aumento en la actividad de malware, exploits y botnets. Las amenazas incluyen descargas no deseadas, minería de criptomonedas, explotación de vulnerabilidades, malware y troyanos con el fin de robar información de los usuarios.

Otros resultados destacados de la investigación incluyen:

DoublePulsar, el troyano utilizado para distribuir malware en reconocidos ataques como el ransomware Wannacry en 2017 y los ataques a bancos en México y Chile el año pasado, estuvieron entre los cinco más detectados en México en el segundo trimestre de 2019.

La efectividad de este tipo de ataque indica la huella aún existente de sistemas sin parchear o actualizar en las empresas mexicanas, y la necesidad crítica de mayor inversión en tecnologías de ciberseguridad.

 Los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT) siguen amenazados por el botnet Mirai. El 76% de los intentos de ciberataques de botnet Mirai a nivel global se han dado en América Latina entre abril y junio de este año, y de éstos el 93% fueron en México.

Desde su lanzamiento en 2016, el botnet Mirai que ataca dispositivos IoT continúa registrando una explosión de variantes y actividades. Los ciberdelincuentes siguen utilizando a Mirai como una oportunidad para tomar control de estos dispositivos en México. Las contraseñas predeterminadas o débiles son el vector de infección principal de este botnet.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta