Compartir

Schneider Electric, empresa en la transformación digital de la gestión de la energía y automatización, anunció una alianza global con Avnet, empresa en servicios de integración de tecnología, e Iceotope, empresas de punta en tecnologías de enfriamiento a nivel chasis, para desarrollar conjuntamente soluciones innovadoras de enfriamiento líquido inmersiva para centros de datos.

El análisis preliminar de Schneider Electric de una solución enfriada por inmersión a nivel chasis frente a una solución enfriada por aire tradicional muestra un ahorro de CapEx de 15 por ciento y un ahorro de energía de al menos el 10 por ciento, lo que conduce a un ahorro en el costo total de propiedad (TCO) de más del 11 por ciento en 20 años.

Los chips son cada vez más densos en potencia con clasificaciones de potencia de diseño térmico que alcanzan los 400 watts o más. Esto hace que las arquitecturas tradicionales de los centros de datos, enfriados por aire sean poco prácticas, costosas y menos eficientes que los enfoques enfriados por líquido en los que el servidor está parcialmente sumergido en un fluido dieléctrico. La refrigeración líquida ofrece los siguientes beneficios:

  • Eficiente: No necesita aire acondicionado, ofrece la misma potencia de procesamiento con menos energía.
  • Silencioso: Ningún dron industrial de ventiladores y bombas.
  • Resistente: Todos los componentes están en un módulo sellado que resiste el polvo y el humo.
  • Compacto: Huella más pequeña y flexible.

Estos beneficios significan que el enfriamiento líquido podría ser la tecnología preferida para otras aplicaciones además de las densidades de potencia extremas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta