Control Financiero del Sector Salud, Anuncia Gobierno Federal

Control Financiero del Sector Salud, Anuncia Gobierno Federal

495
0
Compartir

 

El secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela, anunció que el nuevo sistema de salud del gobierno federal tendrá como eje central el individuo, la familia y el bienestar, así como el control de los “recursos financieros, humanos, materiales e instalaciones para poder abordar los determinantes sociales de la salud”.

Durante su intervención en la primera mesa de trabajo de las Audiencias Públicas de Parlamento Abierto para la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el funcionario manifestó que se pretende eliminar las cuatro barreras: financiera, geográfica, cultural y de género, que sostiene el sistema de salud fragmentado.

“No necesitamos de mercaderes del más allá, de boroneros de la enfermedad, de guardianes de padecimientos o de comerciantes codiciosos de la salud, sino, juntos reconstruiremos la política de salud para que ayude a despertar de cualquier somnolencia dogmática, para que ayude a escoger el trabajo con la comunidad, y no el descanso, para que refuerce nuestra sociedad sus convicciones y recuperemos el futuro” expuso.

Criticó que en anteriores gobiernos la “visión holística de la salud se redujo a un conjunto de servicios escasos, o paquetes universales mínimos para la población pobre, donde, desafortunadamente, las empresas privadas podían ingresar al sector de la salud en busca de beneficios por enfermedades”.

El Seguro Popular, destacó, aunque convirtió en un dispositivo financiero para garantizar la salud a quienes no estaban dentro del mercado laboral, no se enfocó en la prevención de enfermedades o la promoción de la salud.

“Se trató, indudablemente, de una estrategia en alianza con el capital privado, que buscaba beneficiarse de las enfermedades, más que tratarse de una institución social sólida que ofreciera servicios de atención universal a todas las personas vulnerables, a todas las que han pasado a ser vulnerables y a las no trabajadoras”, señaló.

Para el titular de la Secretaría de Salud, algunos ven a la salud como una oportunidad para que el sector privado colonice mercados vírgenes. Esto está cambiando, el sector privado está haciendo esta aportación.

El sistema de salud de México está muy fragmentado, segmentado, debido a las políticas que, bajo sus regímenes anteriores, fueron una fuente de corrupción e influencias, que también ya fueron mencionadas, abandonando los servicios de salud de las comunidades, saturando la prestación de servicios, la gestión de personal no capacitado, el suministro escaso y limitado de medicamentos y prolongando los tiempos de espera, ocasionando pacientes frustrados y su muerte, indicó.

Aunque el Seguro Popular fue la propuesta para resolver los problemas de salud de la población desprotegida, las personas afiliadas a este programa y los millones de no afiliados, carecen hoy de acceso a atención médica de manera oportuna y de calidad.

Un ejemplo de este fracaso son los ataques al corazón. Esta dolencia sólo está cubierta por los seguros médicos antes de los 60 años, justo cuando el riesgo de ataques cardíacos se hace más frecuente entre la población que envejece, nuestra población.

Además, la promesa de protección financiera no se cumple, ya que las personas deben pagar, más o menos, el 40 por ciento del precio con gasto de su propio bolsillo, lo que ocasiona, en consecuencia, la exposición de la economía familiar en gastos catastróficos y empobrecimiento repentino.

Para Alcocer Varela proporcionar atención primaria de salud significa, no sólo escuchar y actuar de acuerdo con las demandas de quienes no han sido escuchados, incluidas las mujeres, los niños, los indígenas, los jóvenes, los migrantes, los grupos LGBTQ y otros grupos, y los pobres, sino también asegurar que exista una reorganización de los servicios que no se limiten al primer nivel de atención médica.

Para el titular de Salud, es increíble que nuestras mujeres aún mueran durante el parto, porque no pudieron recibir atención prenatal, o porque la clínica de atención primaria estaba demasiado lejos, o por qué los servicios de transfusión no estaban disponibles en el centro de salud más cercano. Ya no habrá más excusas.

La salud es un derecho de las personas y una responsabilidad del gobierno. Éste es un llamado a la acción por parte del Estado, porque sin condiciones integrales y de calidad, no hay derecho a la salud, especialmente para aquellos que están en una posición vulnerable.

No podemos limitar la salud a un conjunto de paquetes y medidas como lo propone el Seguro Popular. Nuestra gente merece mucho más y mejor garantía de salud.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta