Los riesgos de Motorola para la 4T

Los riesgos de Motorola para la 4T

369
0
Compartir

Esto que te comento es prácticamente un seguimiento a las columnas que publiqué en Milenio en 2017 y en las cuales te detallé la manera en la cual algunos gobiernos estatales con el más mínimo rigor técnico decidieron contratar algunos radios de comunicación para seguridad pública con la firma Motorola y a pesar de la reducida o nula interoperabilidad con otros sistemas y protocolos.

Fue en los estados de Yucatán y Nuevo León, durante la presidencia de Enrique Peña Nieto donde se compraron equipos de manera irregular y también te conté de la reportado por la cadena CNBC ese año, sobre prácticas poco éticas en los mercados estatales y regionales de Estados Unidos

Ahora se revive el asunto porque Mis Amigos Chismosos me cuentan que Motorola está tratando de vender a toda a costa sus productos y servicios, de ser posible a sobreprecio, manchándose con los clientes que logra mantener cautivos, gracias a tecnologías que resultan a la larga incompatibles con otros estándares.
El caso más reciente es en el gobierno de Gran Bretaña, quien por años le rentó a Motorola una red de telecomunicaciones que fue calificada por la Oficina Nacional de Auditoría del Parlamento británico como “extremadamente cara” pues se pagaban 42 millones de pesos ¡por día!

Pero en Motorola son muy chichos o muy mañosos porque lograron que el gobierno británico le asignara sin concurso un contrato para instalar una red completamente con el argumento de no cambiar de tecnología para ahorrar tiempo.

La Red de Servicios de Emergencia (ESN) es el proyecto concebido en 2014, por medio del cual el gobierno de Gran Bretaña construiría una red propia de telecomunicaciones para atender a 107 servicios de policía, bomberos y ambulancias en Inglaterra, Escocia y Gales, incluyendo a los Centro de Comunicación y Control y al personal en campo.

La ESN tiene como principal objetivo reemplazar completamente a la red Airwave, que el gobierno venía utilizando los últimos años, la cual es propiedad de Motorola, y da servicio a otras 363 organizaciones, muchas de ellas del sector público. La razón del reemplazo era permitir a los servicios de emergencia el acceso a datos móviles de alta velocidad y ahorrar mucho dinero, en concreto el equivalente a 22.4 millones de pesos, el diferencial entre rentar Airwave y operar la ESN.

Sin embargo, en un hecho muy cuestionable, el Departamento del Interior de Gran Bretaña, conocido como Home Office (HO), tomó la decisión de asignar directamente a Motorola el diseño e implementación de la nueva red, argumentando que de esta forma se ahorrarían tiempos, evitando los costos de cambiar de proveedor.

En septiembre de 2018 la propia HO anunció la revisión del proyecto, lo cual implicaría cambiar calendarios y contratos y optar por la introducción gradual de servicios, en lugar de una sola puesta en marcha (y desconexión). El nuevo proyecto aun no ha sido entregado.

El retraso y otros detalles incluyen un sobrecosto de 49% en comparación con el proyecto inicial: 3,100 millones de libras más.

El anunció desencadenó la investigación de la Oficina de la Auditoría del Parlamento, misma que entregó un informe muy crítico recientemente, anunciando que el retraso podría implicar cuatro años más y una larga lista de riesgos de implementación, operativos y aún de aceptación de uso por parte de los servicios de emergencia.

En concreto, la nueva red, que debía entregarse este año, ya tiene un retraso de tres años; es decir, se completará hasta 2022. El proyecto tiene también hasta ahora un sobreprecio de 49%, en comparación con el precio de arranque, para totalizar 9,300 millones de libras ($231,198 millones de pesos), un total de 3,100 millones de libras más que en el proyecto original ($70,066 mdp).

Y es que la burra no era arisca pero hace casi dos años te conté de como se aprovecharon de las amistades de un amigo al que le dice en el güero, para venderle a los estados de Yucatán y Nuevo León equipos de radiocomunicación para las fuerzas de seguridad mismos que, a todas vistas, se adquirieron a precios hasta 300% superiores a los de otros radios similares.

Para el llamado Escudo Yucatán se adjudicaron, sin licitación de por medio, entre $300 y $500 millones de pesos a la empresa Telecomunicaciones y Servicios del Norte (TSN) una firma integradora (propiedad del Güero) que utiliza la tecnología de Motorola, y que vendió aparatos portátiles de radio a $70,000 pesos la pieza, cuando el precio de mercado rondaba los $30,000 pesos, cuando más.

La misma empresa llevó a cabo operaciones similares en Nuevo León, en donde obtuvo beneficios por $400 millones de pesos adicionales. Pero este sobrecosto es sólo el primer abuso que esta firma puede significar para los gobiernos federal y local. Aquí te dejo otra de mis columnas para que cheques.

Si este tipo de prácticas se permiten en México, como ya ha sucedido en las dos entidades descritas, el costo de comunicar a organizaciones tan importantes como la Guardia Nacional, se elevaría increíblemente, para no hablar de los problemas técnicos y el costo en vidas que estos retrasos podrían significar.

Comprarle equipo a Motorola no ha sido una buena idea para varias entidades mexicanas y mucho menos para algunos países, por lo tanto, te pido que le pongas un ojo a esta eventual compra de equipo, no vaya a ser que, como con otras tantas cochinadas que dejó el gobierno anterior, la 4T se ensucie con compra de equipo que no servirá para maldita sea lo cosa.

Por eso, desde mi posición de chario convencido y gratuito me atrevó a mandarle una señal de alerta a mi querido Pejidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y a los encargados de comprar tecnologías para los cuerpos de seguridad pues no les vayan a vender espejitos aprovechándose de las necesidades de telecomunicaciones en México, especialmente para los servicios de emergencia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta