Compartir

Intel anunció sus planes para Open Lab, los nuevos laboratorios del proyecto Athena en Taipéi, Shanghái y Folsom, California, a fin de apoyar el rendimiento y la optimización del bajo consumo de energía de componentes de proveedores para computadoras portátiles construidas según las especificaciones de diseño y las experiencias propuestas para 2020 del proyecto Athena. Ubicados en centros clave del ecosistema y operados por equipos de ingenieros de Intel con experiencia en optimización de energía de los sistemas en chip (SOC por sus siglas en inglés) y las plataformas, las tres sedes de Open Lab empezarán a funcionar a partir de junio de 2019, para habilitar y optimizar componentes.

El  nivel de integración de Intel con el ecosistema de computadoras personales, acelerará el desarrollo de diseños y capacidades avanzadas de las computadoras portátiles al agregar mayor eficiencia al proceso de selección de componentes para los fabricantes de equipo original (OEM por sus siglas en inglés) y al permitir un ciclo continuo de afinación y pruebas con base en cargas reales y modelos de uso.

Esta semana, más de 500 miembros del ecosistema de computadoras personales se reunieron en Taiwán, en el Simposio del Ecosistema del Proyecto Athena, para lanzar la primera ola de diseños del proyecto. Los primeros dispositivos del proyecto Athena, producidos en colaboración con socios de todo el ecosistema, estarán disponibles en el segundo semestre de este año.

Cada componente de una laptop afecta la experiencia de los usuarios, desde el consumo de energía hasta la capacidad de respuesta. El hacer posible la evaluación, afinación y cumplimiento de los proveedores de componentes en los laboratorios Open Lab, ayudará a impulsar la congruencia en la entrega de las mejores tecnologías, sin sacrificios. La alineación y habilitación temprana a nivel de componentes establece una base firme para la preparación e implementación del diseño de los fabricantes de equipo original , con la finalidad de ayudar a garantizar que los sistemas cumplan con los objetivos de experiencias del proyecto Athena.

Los laboratorios serán el primer paso en la preparación de la siguiente ola de diseños para el 2020 y subsiguientes. Los proveedores de hardware independientes, tendrán la oportunidad de enviar piezas para una evaluación de cumplimiento, a través de los laboratorios y los socios OEM de Intel también pueden proponer proveedores de componentes preferidos para que participen.

Las instalaciones con tecnología de punta se encuentran ubicadas en centros regionales, de modo que los fabricantes de diseño original (ODM por sus siglas en inglés) y los proveedores de hardware independientes  pueden acercarse a los laboratorios todo el año para la evaluación de componentes y la innovación de soluciones en consonancia con la visión del proyecto Athena. Después de la evaluación, se pondrá una lista de componentes optimizados a disposición de los fabricantes de equipo original , para su consideración a lo largo de los ciclos de desarrollo de productos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta