Qué es GIG Economy según Workana

Qué es GIG Economy según Workana

431
0
Compartir

El GIG Economy es una forma de empleo que ayuda a cumplir los objetivos laborales actuales de las generaciones nativas digitales, quienes buscan nuevas formas de trabajo en donde puedan equilibrar sus actividades laborales y su vida personal. En la actualidad, cerca del 31% de la fuerza laboral en el mundo se siente atraída por la flexibilidad y libertad del trabajo independiente, según datos de Workana, el marketplace  en  contratación de freelancers en América Latina.

El fenómeno “GIG Economy” es una modalidad de trabajo que está creciendo a nivel mundial: alrededor de 150 millones de trabajadores de América del Norte y Europa occidental han dejado de lado la vida laboral tradicional para optar por opciones independientes, según datos de un informe de McKinsey. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que en México existen 14 millones de trabajadores independientes (freelancers).

Generaciones como la Millennial y Centennial agrupan a los actores potenciales de la también llamada “economía bajo demanda”. Esta tendencia obedece a la necesidad y posibilidad de encontrar trabajo utilizando tecnología y recursos digitales, que les permitan equilibrar sus necesidades personales, emocionales y profesionales. La GIG Economy es para ellos una respuesta integral en estas nuevas formas de generar ingresos.

Los freelancers, consultores independientes y las plataformas digitales a través de las cuales se ofrecen servicios bajo demanda, forman parte de esta modalidad. Asimismo, Workana dio a conocer que el 65% de los reclutadores en las empresas trabajan o han trabajado con freelancers.

Según la plataforma de contratación de trabajadores independientes, las habilidades más demandadas en los profesionales de la GIG Economy son, en orden de popularidad: Tecnologías de la información; marketing; diseño; ingeniería; investigación y desarrollo; y consultoría estratégica.

 Para el funcionamiento de este modelo, la flexibilidad y la capacidad de comunicación digital y a distancia son fundamentales para fomentar la colaboración entre profesionales y empresas nacionales o extranjeras. Esta relación laboral exige adaptarse a periodos de trabajo cortos y generar proyectos específicos que favorecen a que los profesionales colaboren desde diferentes partes del mundo para resolver necesidades puntuales. El intercambio cultural se fomenta a través de la reciprocidad laboral que favorece a la apertura de nuevos mercados.

 La evaluación mutua que brindan las plataformas digitales permite conocer el desempeño tanto del trabajador independiente como del usuario, ambos se asignan una calificación dependiendo su servicio o atención. Las redes que se generan entre clientes y prestadores de servicios disminuyen la incertidumbre ante la contratación temporal de un nuevo trabajador. Este fenómeno forma parte de la “economía bajo demanda”, en la cual participan las plataformas digitales.

 En este contexto, uno de los principales retos de las compañías que proporcionan estas plataformas, que integran proveedores autónomos con clientes, reside en la seguridad. Resguardar la información sin afectar la agilidad para contactar y siempre respetar la normatividad de manejo de datos personales de cada país donde se opera, es una de las principales obligaciones de la organización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta