Compartir

El Centro Nacional de Ciberseguridad de Reino Unido (NCSC, por sus siglas en inglés) analizó bases de datos públicas de cuentas filtradas para estudiar las palabras, frases o cadenas de caracteres que los usuarios a lo largo del mundo más utilizan a la hora de elaborar sus contraseñas. Uno de los principales datos que mostró el análisis es que 23.2 millones de cuentas filtradas utilizaban 123456 como contraseña. A fines de 2018 ESET publicó la lista de las contraseñas más populares del último año y tanto 123456 como 123456789 estaban entre las tres primeras contraseñas más utilizadas.

Este tipo de informes reflejan la falta de conciencia sobre los riesgos asociados al uso de contraseñas débiles y las consecuencias que esto puede tener para la privacidad y el cuidado de la información personal. Hablar de una “clave segura” o una “contraseña fuerte” refiere a aquellas que tienen una considerable extensión y poseen símbolos, mayúsculas, minúsculas e inclusive números.”, mencionó Camilo Gutierrez, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Una reciente encuesta de ESET reflejó que el 30% de los usuarios utiliza dos o tres contraseñas para todas sus cuentas. En este sentido, la compañía de seguridad aconseja que utilizar contraseñas fuertes es el primer paso para un uso más seguro –y responsable- de la tecnología, sobre todo teniendo en cuenta que, según el informe de la agencia británica, el 89% de los encuestados realiza compras en Internet y el 39% lo hace de manera semanal.

Desde el Laboratorio de ESET Latinoamérica comparten algunos consejos  para la seguridad de las contraseñas:

  • Para mayor seguridad usar factores de doble autenticación
  • Utilizar frases largas e incluir números
  • No volver a utilizar contraseñas viejas
  • Crear una contraseña distinta para cada cuenta
  • Cambiar las frases de contraseña periódicamente
  • Utilizar un administrador de contraseñas confiable

No hay comentarios

Dejar una respuesta