Vodafone suspende a Huawei como proveedor de tecnología para el core de su red en Europa

    373
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Vodafone

    La compañía de tecnología china Huawei vive un momento de sol y sombra, por una parte cerró el año pasado como el segundo de ventas de teléfonos inteligentes en el mundo, del otro lado de la cara, la sospechas de espionaje en sus operaciones a nivel mundial le han cerrado las puertas con un importante operador de telecomunicaciones en Europa.

    De tal manera, el CEO de Vodafone, Nick Read, hizo pública la decisión de suspender indefinidamente la instrumentación de equipos de Huawei en el core de la red de la empresa de telecomunicaciones, el cual sólo afectaría en el mercado europeo, no así en otras latitudes donde la empresa presta sus servicios.

    A pesar de que la compañía capitaneada por Ren Zhengfei, es una de las adelantadas en la carrera por consolidar redes de comunicación de quinta generación, el rumor esparcido por los Estados Unidos por posibles actos de espionaje promovidos supuestamente por el Gobierno Cino, han hecho que la operadora de telecomunicaciones oriunda Newbury, Berkshire, le retire su confianza para apostar por otro proveedor.

    No obstante, hasta el momento no existen evidencias contundentes que demuestren fehacientemente las supuestas actividades ilegales de Huawei, pero la decisión tomada por Vodafone responde a una política de prudencia institucional, es decir, se blindan ante la posibilidad de que el espionaje se lleve a cabo o no.

    Un aspecto a destacar de esta decisión, es que el core de la red representa una parte mínima de la presencia de los equipos de Huawei en las operaciones de Vodafone, aunque no deja de sentar un precedente negativo para las operaciones europeas de la empresa oriunda Shenzhen, pues otras compañía podrían replicar la misma medida cautelar para sus organizaciones.

    Hasta el momento Huawei no se ha posicionado en torno a un cese de la sinergia tecnológica con Vodafone, relación que tiene más de una década de vida; no se podría descartar presiones externas, pues Reino Unido se sumó a la censura proveniente desde los Estados Unidos en contra de la empresa tecnológica.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta