Armadoras de coches eléctricos cooperan con el Gobierno Chino para recopilar información de usuarios

    185
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Internet

    Los amantes de los automotores impulsados por combustible fósil tienen una nueva razón para sonreír, y es que en el debate sobre las opciones de movilidad han quedado mal parados por la situación de protección al medio ambiente, ahora podrán argumentar que si estos coches de combustión podrían ser no muy amigables con su entorno, por lo menos no afectan la privacidad de sus dueños.

    Conforme a un reporte periodístico emitido por la agencia Associated Press (AP), el Gobierno de la República Popular de China, estaría monitoreando la localización precisa y en tiempo real de los automóviles eléctricos, obviamente sin que los dueños de este tipo de vehículos tengan conocimiento del hecho.

    De tal manera, grandes firmas automotrices que incursionan en el segmento de los coches eléctricos como BMW, Ford, Nissan, Volkswagen, Tesla, etcétera, estarían compartiendo la información referente a la localización de los poseedores de alguno de sus modelos de coches sustentables, situación que no es privativa de las armadoras automotrices de renombre y prestigio internacional, pues también las compañías emergentes estarían colaborando con esta actividad.

    El documento periodístico afirma que la recopilación de datos es exclusivamente con fines estadísticos, y que en la primera etapa sólo aplica para coches impulsados con energías sustentables como el hidrógeno o la electricidad. Sin embargo, se espera que para el siguiente año todo vehículo nuevo sin importar el tipo energía que utilice para impulsarse, deberá incluir un chip de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés).

    Los datos obtenidos son analizados con fines estadísticos en un Centro de Datos ubicado en la provincia de Shangai, donde entre otros datos, se encargan de analizar la autonomía de los coches en condiciones reales de tráfico de la vida cotidiana, que no necesariamente apelan a los datos ofrecidos en el manual del vehículo.

    No obstante, algunos duelos de automóviles eléctricos no se sentirían a gusto de compartir en tiempo real su localización, pues se sienten perseguidos porque coartan su libertad de movimiento.  Por su parte, las autoridades chinas aseguran que sólo se recopilan los datos exclusivamente con fines estadísticos, mientras que las armadoras aseguran que ellos participan con la única intención de cumplir con la legislación vigente en el país asiático, que por cierto es el segundo mercado global más importante del mundo.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta