Compartir

ABB, la empresa en tecnología digital anunció una inversión de US$ 150 millones en Shanghai, China, para construir una  fábrica de robótica avanzada, automatizada y flexible. Se trata de un centro de vanguardia donde los robots hacen robots. El nuevo centro de fabricación de Kangqiao, cercano al amplio campus de robótica de ABB en el país oriental, combinará las tecnologías digitales conectadas de la compañía: incluidas las soluciones ABB Ability, la robótica colaborativa de vanguardia y la inteligencia artificial. Se espera que comience a funcionar a fines de 2020, y permita una mejor y mayor personalización para satisfacer las necesidades de los clientes.

La nueva fábrica tendrá un plano innovador y flexible basado en islas interconectadas de automatización en lugar de líneas de montaje fijas. Las soluciones de automatización logística de ABB se utilizarán en toda la planta, incluidos los vehículos guiados automáticos que pueden seguir a los robots de forma autónoma a medida que avanzan en la producción, suministrándoles partes de estaciones localizadas. Esto permitirá que la producción se adapte de manera eficiente a los cambios en el mercado de robots de China sin expansiones de capacidad adicionales

El nuevo centro de fabricación hará un uso extensivo del software SafeMove2 de ABB de manera de garantizar la productividad y flexibilidad. Este sistema permite que el personal y los robots trabajen de forma segura en las proximidades. Además, los robots YuMi de ABB permitirán una estrecha colaboración en muchas de las tareas de ensamblaje de piezas pequeñas necesarias para fabricar un robot ABB.

Por su parte, todo el espacio podrá modelarse con un gemelo digital, que proporcionará tableros de instrumentos personalizados e intuitivos para que los gerentes, ingenieros, operadores y expertos en mantenimiento tomen las mejores decisiones. Esto incluye la recopilación y el análisis de inteligencia sobre la salud y el rendimiento de los robots a través de ABB Ability Connected Services, lo que permitirá garantizar la identificación temprana de posibles anomalías. Además de evitar costosos tiempos de inactividad, ya que  ofrece soluciones digitales avanzadas que pueden mejorar el rendimiento, la fiabilidad y el uso de energía, así como el acceso a las mejores plataformas del mundo, como la nube empresarial Microsoft Az-ure, que es la Primer servicio de nube pública internacional operado en China. De esta manera, la nueva fábrica se convertirá en una parte clave del sistema de suministro de robótica global de ABB, junto con la fábrica recientemente renovada de la compañía en Västerås, Suecia y su fábrica en Auburn Hills, Michigan, donde ABB sigue siendo el único global. Proveedor de robots con una huella de fabricación en Estados Unidos

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta