Google indemnizó a alto ejecutivo para evitar un escándalo mayor por acoso sexual: NYT

    499
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Google

    En el pasado inmediato, las grandes empresas de tecnología han tenido que enfrentar vergonzosos procesos judiciales por presuntos acosos y/o abusos sexuales dentro de sus organizaciones, algunos de estos problemas son soslayados en procesos fuera de la corte y otros llegan hasta las últimas instancias de los procesos judiciales.

    En esta ocasión toca el turno de hablar de Google, pues no a poca gente sorprendió la salida de Andry Rubin de la compañía oriunda Mountain View, misma que habría sida impulsada en medio de una sólida denuncia por conducta poco ética hacia sus subordinados, particularmente, acoso sexual hacia sus subordinados.

    No obstante, Rubin no sería el único implicado en este tipo de comportamiento al interior de la compañía, pues conforme a información confidencial de la empresa, habría otros ejecutivos que cayeron en comportamientos inapropiados para sus compañeros de trabajos. Así que la salida de Google del impulsor del Sisstema Operativo Android, no habría sido de lo más tersa.

    Conforme al importante diario “The New York Times” (NYT), los comandados por Sundar Pichai desembolsaron una suma de US$90 millones de dólares para incentivar el retiro de Rubin dentro de los mejores términos posibles; ese dinero habría sido otorgado a manera de compensación, propiciando que los ofendidos no explorarán redimir su honor en otras instancias.

    Sin embargo, según el NYT la política de encubrimiento de Google también habría sido aplicada para otros ejecutivos de la compañía, quienes prefirieron paliar la situación en corto que realmente propiciar la justicia para todos aquellos que fueron agraviados.

    De tal manera, la largada de Rubin de la empresa oriunda de Mountain View fue un montaje, pues ante la denuncia de una colaboradora de la compañía, la cual avisó al departamento de Recursos Humanos que fue obligada por el otrora mandamás en la división de Android a practicarle sexo oral; se abrió una investigación en donde se acreditó la falta de Andry Rubin.

    A pesar de que en otras circunstancias el genio detrás de Android hubiera sido despedido sin ningún tipo de compensación, Rubin salió con bombo y platillo de Google, previamente signó un acuerdo en el que se inhabilitaba su presencia en alguna empresa rival y guardar silencio total en cualquier pregunta referente a la compañía, simulando una dulce separación voluntaria.

    Ante los señalamientos del NYT, Google emitió un comunicado en el que no afirma ni niega los dichos del rotativo, aunque asegura que ese tipo de conductas no son aprobadas de ninguna manera por la institución; de dos años a la fecha han despedido a casi media centena de empleado que incurrieron en una conducta inadecuada del tipo sexual frente a sus compañeros, casi un tercio de este cifra corresponde a ejecutivos clase “junior”.

     

    GAEL

    No hay comentarios