Departamento Policíaco de NY por explosión retira cámara personal a oficiales

    511
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de NYPD y Vievu

    Poco más de dos años atrás, la compañía Samsun estuvo inmerso en una controversia porque la Galaxy Note 7 explotaba, lo anterior se debió a que el dispositivo tuvo cierta complicación técnica relacionada con su batería, la cual al estar recargando energía o expuestas al calor, terminaba por hacer inservible el dispositivo.

    En esta ocasión, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) retiro de sus agentes un gadget que capturaba en tiempo real su actuar cotidiano; se trata de la cámara personal Vievu LE-5, la cual explotó mientras un efectivo de la corporación se encontraba realizando sus labores de rutina.

    De tal manera, el pasado domingo un oficial de policía adscrito al sector “Staten Island” estaba trabajando de manera ordinaria, de repente comenzó a percibir un extraño humo y cierto olor a chamuscado; se percató que la fuente de la humareda era su cámara personal, la cual todavía tuvo un corto tiempo para desprender el dispositivo de su uniforme para evitar que el artefacto explotara, pudiéndole provocar heridas en su cuerpo.

    El NYPD inmediatamente giró la orden a todos sus elementos de eliminar de su uniforme reglamentario la cámara Vievu LE-5, e inclusive, pidieron de que regresaran el equipo a la brevedad posible, previniendo que alguna otra pudiera colapsar como le sucedió a su compañero en la madrugada de ayer.

    Conforme a varios informes hechos por procuradurías del consumidor y asociaciones civiles enfocadas a la calidad en la tecnología, existen casi 3 mil cámaras personales de la marca Vievu del modelo LE-5 que salieron con un ligero desperfecto de fábrica; no se descarta que una de ellas habría sido la que le explotó al agente.

    No obstante, este fenómeno no ocurrió con el modelo LE-4 de la cámara personal, misma que se ganó la confianza de la institución policiaca neoyorquina para fortalecer su “praxis” cotidiana; tomaron la decisión adquirir a la nueva generación de estos dispositivo.

    Por otra parte, la compañía capitaneada por Steve Ward se reunió con el Cuerpo de Policía de Nueva York para poder determinar las causas que hicieron que la cámara estallara; las indagaciones de este fenómeno están en ciernes.

     

    GAEL

    No hay comentarios