Google cobraría por uso de Android debido a multimillonaria multa impuesta por la CE

    683
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Google

    Como consecuencia de la multimillonaria multa impuesta por la Comisión Europea (CE) a Google por supuestamente abusar del papel preponderante de Android, los comandados por Sundar Pichai ya tendrían la solución para evitar en el futuro otra sanción de poco más 4.3 mil millones de euros, plan que podría hacer que el costo de los dispositivos en el “Viejo Continente” eleven sus costos.

    En primera instancia, el Sistema Operativo (SO) para dispositivos móviles ya no podría ser licenciado de manera gratuita, tal como lo venía haciendo hasta hace poco tiempo, en donde la sinergia para acceder al Android era tan simple como que cualquier fabricante de teléfonos inteligentes o tabletas lo solicitara a Google, quienes a cambio sólo pedían la instalación del explorador “Chrome” y el motor de búsqueda de los de casa por default; así de sencillo era el procedimiento para obtener la certificación “Google Play”.

    No obstante, conforme a los trascendidos en la nueva política de licenciamiento del Android, ahora cada fabricante podrá instalar en los dispositivos los exploradores y motores de búsqueda que mejor convengan a sus intereses industriales, pero para tener la certificación del Sistema Operativo tendrán que desembolsar hasta US$40 dólares ($766 pesos mexicanos).

    Se espera que esta etapa comience a partir del próximo lunes 29 de octubre, misma que apela a que la gratuidad del SO de los oriundos de Mountain View, se debía en gran medida a que la inclusión de sus aplicaciones servía para amortizar el precio de la licencia del Android; para romper la cualidad de dominancia por la que fueron multados, deberán los fabricantes pagar.

    De acuerdo con un portal especializado en tecnología, los costos de licencia el SO para dispositivos móviles de Google variaría, e inclusive, los fabricantes podrían continuar con el acuerdo tácito de gratuidad a cambio de seguir con las condiciones del desarrollador del software, aunque se desconoce si habría cierto límite por marca, región o por producto, pues se trata de evitar futuras sanciones impuestas por entes reguladores europeos.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta