Compartir

Según Humanscale, empresa en fabricación de productos ergonómicos para el confort en el trabajo, la iluminación es un componente clave para la ergonomía de un espacio laboral.

De acuerdo con la empresa, la iluminación ergonómica es crucial para el bienestar en el lugar de trabajo y para prevenir el Síndrome de Visión Computarizada (CVS), que afecta aproximadamente al 90% de los trabajadores en algún momento de su carrera. Los síntomas de CVS incluyen ojos secos, dolores de cabeza y visión borrosa. Además, la iluminación inadecuada es un factor importante que contribuye a la fatiga visual. Al diseñar espacios de trabajo saludables, es importante recordar que cada persona requiere una cantidad única de luz.

Por ello,  recomienda utilizar una iluminación de fuente dual, en la que los empleados usen tanto luz de techo como una luz de trabajo ajustable, proporcionando la luminosidad perfecta cuando y donde se necesite. Además, agregar una luz de tarea a cada escritorio reduce la fatiga ocular ya que ofrecen la posibilidad de ajustarse y pueden hacer que el trabajador lea más eficientemente una hoja o el teclado de la computadora sin esfuerzo.

Además de los beneficios físicos, la iluminación de doble fuente también puede tener un impacto financiero y ambiental positivo. Al reducir la necesidad de una excesiva iluminación general y el uso de fuentes de luz LED, las empresas pueden ahorrar en las facturas de electricidad y ser más eficientes en términos de energía. Las luces LED son una mejor opción para el medio ambiente porque el consumo de energía es drásticamente menor que una bombilla normal.

No hay comentarios

Dejar una respuesta