Compartir

Ford integró una nueva tecnología portátil llamada EksoVest, que ayuda a reducir estos riesgos en algunos de los empleados que trabajan en sus plantas, tras realizar una prueba exitosa de dicha tecnología en dos de sus plantas en los Estados Unidos.

 Los empleados de Ford en 15 plantas y siete países ya utilizan un EksoVest para ayudar a reducir el desgaste físico que genera este tipo de trabajo en su cuerpo. Ford se asoció con Ekso Bionics para mejorar esta tecnología portátil que eleva y sostiene los brazos de un trabajador mientras realiza tareas generales, como alcanzar una herramienta eléctrica para atornillar pernos y asegurar la abrazadera de un automóvil mientras se encuentra debajo del vehículo.

El EksoVest se adapta a trabajadores que miden entre 1.57 y 1.95 metros de estatura, y proporciona apoyo con el levantamiento de cargas que pesan entre 2.26 y 6.80 kg en cada brazo. Los trabajadores de Ford dicen que es cómodo, porque es liviano y no es voluminoso y les permite mover los brazos con facilidad.

 Ford lo comenzó a utilizar  el año pasado en sus plantas de ensamble en Wayne y Flat Rock, Michigan, como parte de un programa piloto. La retroalimentación proporcionada por los operadores de las plantas ayudó a perfeccionar la tecnología antes de que la empresa la integrara a nivel mundial.

 Todas las plantas de ensamblaje de Ford en América del Norte lo tienen y también se utilizan en plantas de Asia Pacífico, Europa y América del Sur.

No hay comentarios

Dejar una respuesta