Compartir

De acuerdo con Humascale, si te detienes un instante a analizar tu postura ahora que estás trabajando, probablemente te encuentres encorvado, recostado en un apoyabrazos o sentado con una pierna apoyada debajo de ti. Probablemente te sientas cómodo, pero la verdad es que muchos de nuestros hábitos cuando se trata de sentarse frente a una mesa de trabajo pueden tener implicaciones para la salud a mediano y largo plazo.

Humanscale, enlista 6 ajustes que pueden hacer que tu estadía en el trabajo sea mucho más placentera, cómoda, segura para la salud, e incluso puedan darle un impulso a la productividad:

1.-Selecciona la silla adecuada: Los estudios muestran que las posturas correctas al estar sentado pueden reducir el riesgo de síntomas musculoesqueléticos. Entonces, ¿cómo deberíamos estar sentados?

Humanscale señala que los escritorios estándar están creados para estar a la altura del codo de un hombre de 190 cm de altura, en consecuencia, las personas se sientan más alto para poder alcanzar el teclado y el mouse generando riesgos para la salud. Adicionalmente, se enfrentan a sillas complejas que no saben manipular, empeorando la postura de la columna. Por ello se recomienda ajustar el asiento hasta que los muslos estén paralelos al piso con los pies bien apoyados al suelo. Mantén 5 centímetros de espacio libre entre la parte posterior de las rodillas y el borde del asiento, y ajusta los apoyabrazos no más arriba de la altura del codo. La silla Diffrient Smart, de Humanscale, es una solución ideal a esta problemática ya que ofrece autoajuste al peso corporal del usuario, de esta manera no tienes que preocuparse por el funcionamiento. Su diseño inteligente hace posible recargar el peso al respaldo de la silla, ofreciendo respaldo en la parte baja y alta de la espalda evitando dolencias de cualquier tipo.

2) Cómo utilizar el teclado correctamente: Las personas tienden a acomodar su cuerpo al escritorio en lugar de acomodar el escritorio a sus necesidades. Es común que los usuarios se inclinen hacia adelante todo el día, esto hace que se rompa el contacto con el respaldo culpando a la silla de las dolencias en el futuro. Un escritorio estándar es de aproximadamente 75 centímetros de altura, sin embargo, esta medida es demasiado alta para la mayoría de la población mexicana y en consecuencia elevan demasiado su asiento, produciendo encorvamiento de espaldas y hombros.

Humanscale señala que el teclado debería ir a la altura del regazo, similar a cómo colocaría una computadora portátil. Los hombros deben estar relajados, las muñecas rectas y las palmas deberían tener soporte. Acercando el teclado y el mouse al cuerpo, es posible descargar el peso al respaldo de la silla, consiguiendo mayor comodidad.

3) El mouse puede influir en tu nivel de comodidad y riesgo de lesiones: El diseño tradicional del ratón promueve el anclaje de la muñeca o la tensión y flexión lateral de las mismas. Estos factores aumentan la presión del fluido dentro del túnel carpiano y se asocian a un mayor riesgo de lesiones. Ante esto, se recomienda invertir en un mouse que tenga un soporte integrado para la palma, que permita mantener la muñeca recta. Los expertos  sugieren colocar el mouse cerca del teclado o sobre el teclado numérico para minimizar el alcance y usar todo el brazo cuando se moviliza el ratón.

4) La altura y posición inadecuadas del monitor es otro factor que hace que nos inclinemos hacia adelante en nuestros escritorios. La mayoría de los usuarios colocan sus monitores demasiado alto en relación con su mirada. Coloca el monitor de modo que esté al menos a un brazo de distancia. Para optimizar la comodidad de visualización, la línea superior de texto debe colocarse a la altura del ojo mientras se está sentado o ligeramente por debajo de él. El monitor debe estar ligeramente inclinado respecto del cuerpo, de esta manera la mirada natural hacia abajo es perpendicular a la superficie del monitor. Para ajustar la pantalla a cualquier altura.

5) Agregar luz al escritorio es saludable para la vista. Los expertos señalan que ayuda a prevenir el deslumbramiento y el Síndrome de Visión Computacional, una afección que afecta hasta al 90% de los usuarios de computadoras y causa fatiga visual, ojos secos, sensibilidad a la luz, visión borrosa, dolores de cabeza y otros síntomas.

 Asegúrese de colocar la luz de la tarea hacia el lado opuesto a su mano de escritura y lejos de los monitores de la computadora para reducir el deslumbramiento.

6) Trabajo de pie/sentado: Los datos muestran una fuerte evidencia de que el intercambio entre el trabajo sentado y de pie aumenta la productividad. Esta alternancia permite convertir los descansos largos en varios descansos cortos, disminuyendo al mismo tiempo los riesgos de salud.  U

Finalmente, Humanscale recomienda tomar dos o tres descansos de 30 a 60 segundos cada hora para permitir que el cuerpo se recupere de períodos de estrés repetitivo. Puedes pensar que más descansos equivalen a menos trabajo, pero no es así. La aplicación de productividad DeskTime descubrió que los trabajadores de mayor rendimiento tendían a trabajar durante 52 minutos consecutivos, seguido de un descanso de 17 minutos. Los estudios muestran que incluso descansos breves de una tarea pueden mejorar drásticamente la capacidad para concentrarse en esa tarea durante períodos prolongados.

No hay comentarios

Dejar una respuesta