La OMS reconocerá el abuso de los videojuegos como una adicción

    127
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de OMS

    Los especialistas y profesionales de la salud aseguran que para poder atender una enfermedad es necesario reconocerla, de tal manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluirá la adicción a los videojuegos en su nueva edición de Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) la cual será publicada antes de que concluya el mes en curso.

    Sin embargo, para que la dependencia a los videojuegos sea reconocida a plenitud por el organismo internacional, deberá pasar por la Asamblea General de la OMS; este padecimiento deberá entrar en vigor el primer día del año 2022.

    El organismo dirigido por el Doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, hace tiempo ya había dado esbozos de esta adicción a los juegos de video, pero, lo hacía de una forma muy elemental desde el simple hecho de considerarlo un trastorno; en su nueva propuesta de CIE-11 ya se considera una enfermedad bajo todos los protocolos clínicos y médicos que ello conlleva.

    En algunos países, organismos locales ya habían hecho patente la necesidad de que el abuso de los juegos de video fuera catalogado como una adicción; en España una encuesta realizada el año pasado arrojó que este abuso debería ser considerado como una adicción sin sustancia, a la que se puede tener acceso ya sea por medio de la consola o en internet.

    Como consecuencia de esta encuesta, la grey de videojugadores españoles glosó a su favor que no existía un consenso entre la comunidad científica que sugiera una adicción a los juegos de video, posición que fue avalada por la industria del ramo.

    Conforme a la Revista Forbes, para el año 2016 existían 2.1 mil millones de videojugadores a nivel mundial, aunque se desconoce cuántos miembros de esa población son susceptibles de padecer una adicción a los juegos de video, lo que sí se conoce es que esta industria obtuvo ganancias cercanas a los cien mil millones de dólares para ese año.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta