Senadores estadounidenses trabajan para tirar acuerdo entre ZTE y el Departamento de Comercio

    158
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de ZTE

    Un nuevo episodio entre la firma ZTE y la administración Trump está por escribirse con consecuencias negativas para ambas partes. En el pasado inmediato las autoridades norteamericanas habían determinado limitar las operaciones de la empresa de tecnología china por ser una supuesta amenaza para la seguridad interior de los Estados Unidos

    No obstante, el Gobierno de la República Popular de China abogó por la empresa oriunda de Shenzhen, para que pudiera seguir con sus operaciones en el mercado estadounidense; presionó a la administración de Trump para que cambiarán su primera determinación por una fuerte sanción pero que no afectara de ninguna manera la actividad comercial de la compañía, e inclusive, que fuera considerada para próximas licitaciones gubernamentales.

    De tal manera, ZTE y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos firmaron hace unos días un convenio preliminar, mismo que serviría de antesala para reanudar sus actividades comerciales en suelo norteamericano, pero, dicho acuerdo podría ser tirado por un grupo de Senadores de la Unión Americana.

    Conforme a un trascendido difundido por la cadena NBC News, un bloque de Senadores republicanos y demócratas han determinado una iniciativa que daría marcha atrás al acuerdo entre la empresa de tecnología y el Departamento de Comercio.

    El equipo de integrantes de la Cámara Alta estadounidense presentaron una iniciativa para modificar el acuerdo llegado entre ambas partes en discordia; para lograr sus cometido apelan a la Ley de Autorización de Defensa Nacional, que de prosperar en su aprobación dejaría sin efecto el convenio y dejaría el castigo previo al mismo; las sanciones contra ZTE seguirían vigentes.

    Conforme a las legislaciones estadounidenses, el acuerdo entre ZTE y el Departamento de Comercio necesita el aval de la Cámara de Senadores y de Representantes. En caso de que sea aprobada la enmienda que impediría la celebración del convenio, el presidente Trump tiene la facultad de vetar la resolución y cumplir con su palabra empeñada al Gobierno Chino, o bien, actar la nueva resolución que impediría el retorno de las operaciones comerciales en el mercado más importante del mundo de la empresa comandada por Zhao Xianming.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta