Compartir

Junto con una amplia gama de ciber ataques dirigidos, los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS, por sus siglas en inglés) continúan exigiendo la atención de las compañías, agencias gubernamentales e instituciones educativas latinoamericanas hoy en día, de acuerdo con los hallazgos del nuevo informe sobre amenazas publicado por CenturyLink, Inc.

Los Laboratorios de Investigación de Amenazas de CenturyLink  detectaron un promedio de 195.000 amenazas diarias durante el 2017, afectando a un promedio de 104 millones de destinos únicos diarios, incluidos servidores, computadores, y dispositivos IoT, entre otros. América Latina no permaneció ajena a este comportamiento, registrando un incremento considerable en la cantidad de eventos de seguridad detectados desde y hacia la región.

Según el último informe conjunto de Netscout Arbor e IDC, “Tendencias en ciberseguridad: DDoS en Latinoamérica”, el impacto de los ciberataques en las organizaciones de la región alcanzan unos 90 mil millones de dólares en pérdidas anuales. Las cifras de IDC también revelan que durante el primer trimestre de 2017, los ataques DDoS ascendieron a más de 141.000 incidentes en Latinoamérica.

Los hallazgos de las investigaciones de CenturyLink también revelan que México se encuentra actualmente en el tercer lugar en cuanto a países latinoamericanos como generadores de tráfico malicioso, precedido solo por Argentina y Brasil, además de ocupar el segundo lugar con respecto al nivel de equipos comprometidos. México continúa liderando los rankings en cuanto a origen de ataques en la región, y se posiciona en segundo lugar en el Top 5 de países más afectados por ataques en América Latina.

CenturyLink emplea una infraestructura global distribuida para la protección adecuada ante ataques DDoS basada sobre su red tier 1, habilitando de esta manera una máxima eficiencia al realizar bloqueos de tráfico malicioso en el punto más cercano al origen del mismo. Los scrubbing centers de la compañía, o centros encargados de realizar saneamiento del tráfico, bloquean todo lo que sea considerado perjudicial, mientras que devuelven a los clientes solamente el tráfico limpio y válido, garantizando tiempo de actividad ininterrumpido.

La herramienta interna de CenturyLink no solo permite detectar la cantidad de ataques DDoS por minuto que pasan por sus redes, sino que ademas habilita a la compañía a proactivamente proteger a sus clientes antes que se conviertan en las próximas víctimas sin necesidad de implementar equipos en casa del cliente.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta