Cómo mejorar la experiencia del empleado, según Meta4

Cómo mejorar la experiencia del empleado, según Meta4

369
0
Compartir

Meta4, empresa de soluciones digitales para la gestión y desarrollo de capital humano, lanza una nueva guía dedicada a facilitar a los profesionales de RRHH información para mejorar la experiencia de sus empleados. Entre otros aspectos, este documento establece 10 claves a tener en cuenta, a la hora de establecer una estrategia de Employee Centricity:

  1. Escuchar activamente a los profesionales. Las organizaciones necesariamente tienen que escuchar activamente a sus empleados, para conocer las expectativas, intereses, percepciones y necesidades. El entendimiento de todos estos aspectos “emocionales” y generadores de experiencias, reportará una serie de beneficios concretos para las empresas como en una mayor calidad del empleo, una mejora de las oportunidades de desarrollo, etc.
  2. Involucrar a los empleados en el diseño y desarrollo de los planes. Recursos Humanos debe involucrar a los empleados en el diseño de todas sus acciones, pensar “con” y no “por” ellos”, dejando a un lado el papel paternalista que tradicionalmente ha venido desempeñando. Para ello resultará de gran utilidad salir del despacho y “bajar a la arena”. Conocer el negocio, definir el target de empleado, saber cuáles son sus momentos de la verdad y establecer su viaje dentro de la organización.
  3. Contar con la colaboración de los Managers. Hoy en día la frase “tu jefe es tu empresa”, cobra más fuerza que nunca. La influencia de los Managers y líderes de las organizaciones sobre la percepción que tienen los empleados sobre su empresa es fundamental, ocupando un papel protagonista en la generación de ambientes de trabajo agradables entre sus equipos, que favorezcan la consecución de los objetivos de la compañía y contribuyan a mejorar su compromiso y el Employer Branding. A su vez, la relación y coordinación de los Managers con el área de RRHH será fundamental para poder llevar a cabo este conocimiento de los empleados.
  4. Ganar agilidad y flexibilidad. Recursos Humanos debe dar un salto cualitativo para adaptarse de manera exponencial a todos los cambios a los que se enfrentan hoy en día sus organizaciones. Sin embargo, de forma paradójica, conseguir esta agilidad resulta a menudo complicado, teniendo en cuenta la gran cantidad de elementos regulatorios a los cuales la función de RRHH se encuentra sometida.
  5. Cuidar la relación con los empleados y colaboradores en todas sus fases. Resulta de suma importancia analizar y cuidar las experiencias del profesional durante todo su ciclo de relación con la empresa. No solo durante su etapa como empleado, sino también en su etapa previa como candidato, y en la posterior como ex empleado de la organización. Aquí procesos como el de “Onboarding” dedicado a gestionar las vivencias generadas en un profesional previas a su incorporación a la compañía, o los procesos de “desvinculación”, están cobrando cada vez un mayor protagonismo en el actual contexto.
  6. Diseñar planes de talento personalizados y adaptados a las necesidades de cada profesional. De forma similar a lo que hacen las empresas con sus clientes, RRHH tiene que enamorar a unos empleados que demandan “productos” personalizados y adaptados a sus necesidades. Para ello será necesario definir el target “Employee Persona” de los diferentes colectivos de profesionales y generarles momentos especiales “Wow Moments” de cara a conseguir tener empleados felices y comprometidos con sus organizaciones. A la hora de diseñar estas experiencias/productos, tendremos que tener en cuenta que en muchos casos no es una cuestión de grandes inversiones económicas, sino de cultura de empresa.  Generar ambientes flexibles, fomentar el aprendizaje y las oportunidades profesionales o dotar a los empleados de libertad para la toma de decisiones, son algunos ejemplos que podemos poner en marcha para generar estas vivencias agradables.
  7. Aprovechar los beneficios de la tecnología. En la era de la digitalización, la tecnología se ha convertido en un vehículo necesario que nos proporciona esa agilidad y velocidad tan necesaria para superar con éxito los retos actuales a los que se enfrentan nuestras organizaciones. Además, estas soluciones tecnológicas, nos darán la capacidad de recopilar información, analizarla y personalizarla en función a las necesidades de cada empleado.
  8. Fomentar la innovación.  El uso de metodologías ágiles, como el Design Thinking, que fomenten la innovación en las compañías para la generación de productos y servicios diferenciadores y adaptados a las necesidades de los clientes actuales, se ha convertido en un aspecto clave. La aplicación de este método en la función de los Recursos Humanos, ofrece un enorme potencial para mejorar la satisfacción, el compromiso y desempeño de los empleados.
  9. Implementar nuevas fórmulas de trabajo. La transformación del mercado laboral marcado por la digitalización, la incorporación de nuevas generaciones o la globalización, ha provocado la aparición de nuevas fórmulas de trabajo para dar respuesta a estas necesidades. La aparición del “Smart Working”, fórmula de evolución del “teletrabajo” que incorpora los conceptos de movilidad, trabajo por objetivos y uso de la tecnología, busca proporcionar flexibilidad y dotar de autonomía a los empleados en la toma de decisiones y mejorar el Employer Branding al poner en valor todos los beneficios de la organización.
  10. Utilizar el marketing como referencia. Recursos Humanos se ha dado cuenta de los numerosos beneficios que puede obtener del marketing, considerándolo como una fuente de aprendizaje. Como ha quedado patente a lo largo de este documento, el uso de procesos, metodologías y herramientas obtenidas y utilizadas previamente por el marketing para conseguir atraer a sus clientes está contribuyendo a conocer, personalizar y como consecuencia, a mejorar la experiencia del empleado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta