“Hotspots” en Qingdao son vigilados por “routers” aprobados por la policía local

    218
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de iS

    A pesar de que China se ha posicionado como una potencia emergente mundial, no sólo en materia económica, también en la industria tecnológica, sigue imponiendo una serie de restricciones hacia sus ciudadanos que de ninguna manera van de la mano con la actualidad que vive el “Gigante Rojo”.

    En esta ocasión toca el turno de control del internet, pues en la Ciudad de Qingdao, perteneciente a la provincia de Shandong, la policía local se encargó de conminar a los dueños bares, tiendas, restaurantes, boutiques, etcétera, que compartieran el internet con sus clientes, que cambiaran su enrutador por uno aprobado por el Gobierno.

    El anunció comenzó a propagarse en los establecimientos desde principios de abril del año en curso, la causa que propició esta invitación por parte del Gobierno fue que se necesitaba mejorar y fortalecer la seguridad del internet en dicha ciudad portuaria.

    La fecha límite para poder cambiar sus enrutadores por los avalados por el Gobierno fue principios de mayo, en caso de que los prestadores de servicios no lo hubieran hecho, se harían acreedores a una multa de 100 mil yuanes (poco más de 300 mil pesos mexicanos) aunque esta sanción económica no los exime de adquirir el “router” aprobado por la autoridad correspondiente.

    Para poder acceder a un enrutador oficial, los usuarios tendrían dos formas para hacerlo: dejar un depósito de garantía por 100 yuanes (301 pesos moneda nacional) siendo el Gobierno dueño del equipo, o bien, desembolsar la módica cantidad de 400 yuanes (1204 pesos mexicanos) para poder ser titular del aparato.

    El equipo avalado por la autoridad local de la Ciudad de Qingdao, es de la marca BHU, firma que no se distingue por el blindaje de los datos de los usuarios, de hecho, esta empresa ha sido señalada como una de las principales colaboradoras del cuerpo policiaco chino.

    Sin embargo, no todo es malo para los prestadores de servicios que brindan internet gratis a sus usuarios, pues la policía de Qingdao pagara cerca de un centavo de dólar americano por cada nuevo usuario que se conecte a la red, aunque dicha disposición deja mucho que desear en materia del internet libre.

    De esta manera, la Ciudad de Qingdao se suma a otras urbes chinas que ya gestionan la seguridad de los “Hotspots” por medio de la instauración de “routers” previamente certificados y avalados por las autoridades locales.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta