Trabajadores de Google se oponen al uso de sus productos con fines bélicos

    270
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Google

    Algunas empresas de tecnología de los Estado Unidos se sitúan en la vanguardia, no sólo en lo relativo a sus productos, también en sus valores sociales que promueven desde el interior de su organización y que permean su actividad cotidiana.

    Tal es el caso de Google, que desde comenzó la administración del presidente Trump, sus empleados han sido de los más críticos hacia sus controvertidas políticas sobre migración, las cuales afectan severamente a minorías religiosas y étnicas.

    En esta ocasión, los colaboradores de la compañía capitaneada por Sundar Pichai, han manifestado su rechazo total a que dos importantes productos de la empresa sean utilizados con fines bélicos por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DoD, por sus siglas en inglés).

    Conforme a varios trascendidos en la industria de la tecnología y de la militar, el DoD estaría explorando la posibilidad de contratar los servicios de “Google Cloud” y de aprendizaje automático con fines bélicos.

    Ante esta propuesta, cada día se suman más empleados de la compañía oriunda de Mountain View, a la negativa de que sus servicios de nube y de “machine learning” sean utilizados en estrategias militares.

    Por otra parte, el DoD viene trabajando en el proyecto Joint Enterprise Defense Estructure (JEDI, que nos hace rememorar a los icónicos personajes de “Star Wars”), este programa bélico contempla un financiamiento de diez mil millones de dólares.

    Cabe señalar que poco más de tres millares de empleados de Google firmaron una misiva dirigida al CEO de la empresa, en la cual le manifestaban su inconformidad por el contrato signado entre la compañía y el DoD, para participar como contratista en el “Proyecto Maven”, donde se plantea la necesidad de ganar los conflictos bélicos por medio de inteligencia artificial y algoritmos.

    Por otra parte, los fundados por Larry Page y Serguéi Brin, trabajan en un compendio ético que regirá los usos de las tecnologías y productos desarrollados por la compañía; se tomarán en cuenta las expresiones en contra de su implementación para la industria militar.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta