Las TIC en la educación// Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

Las TIC en la educación// Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

296
0
Compartir

El lunes pasado te conté que la SEP sí @prende porque supe de la transparente licitación del servicio en un hecho que resulta digno de elogio. Me enteré de esto porque Mis Amigos Chismosos (MACH) me lo habían advertido desde hace semanas, pero como no son chismosos profesionales, no me dijeron que el lunes se haría el lanzamiento del aula @prende 2.0 llamado “Educación y conectividad para el desarrollo de habilidades digitales” en Tepotzotlán Estado de México.

Lejos estoy de ser un matraquero del actual gobierno federal, pero la neta es la neta y necesito reconocer que el proyecto pinta bien, pues la solución de Hangouts configurada por Google y sus Partners, en conjunto con G-Suite, mostraron el músculo tecnológico dentro del aula y las capacidades del equipo provisto por @prende, generando una muy buena experiencia de colaboración y dominio de herramientas entre los morros de dos escuelas y estados. En el evento se conectaron con otra escuela primaria de Monterrey.

Según el presidente Peña, el video de enlace entre Tepotzotlán y Monterrey se veía con “perfecta nitidez” y en otro momento con “extraordinaria claridad” gracias a que ya estaban usando la red compartida que Altán entregó con un enlace 100Mbps de forma inalámbrica y estable en ambos puntos de conexión. Espero que sea neto y que no se trata de un fake, como aquella conexión que se utilizó en el gobierno de Vicente Fox para la inauguración del funesto Sistema Nacional e-México. No fue enlace satelital, me dijeron hace años MACH.

Punto medular del sistema @prende serán la Chromebooks especialmente diseñadas para el segmento educacional, mismos dispositivos que se usaron para la videollamada cuya calidad, me dicen, “pondrá a temblar a los grandes fabricantes de equipos de videoconferencia y cómputo tradicional”.

La solución correrá con el sistema operativo Chrome, sumamente seguro, libre de virus y malware, y por eso los alumnos incurren en mínimos riesgos a su privacidad, ya que además se pueden permitir o denegar acciones y restringir la navegación a sitios inapropiados, por medio de políticas escolares.

Asimismo, en caso de que algún maleante (o tristemente un padre de familia, conserje o personal docente) quiera robarse, empeñar o vender una Chromebook, ésta queda inhabilitada hasta que el administrador la libere desde la nube, una vez que vuelva el equipo a la escuela. Desbloquear una Chromebook inhabilitada es conceptual y técnicamente imposible, pues incluso hay un hackaton en curso que ofrece una suma millonaria a quien logre desbloquearla una vez inhabilitada.

El evento fue todo un éxito y la maestra Cristina Cárdenas, coordinadora general de @prende, se llevó un merecido reconocimiento. Esto nos demuestra que aún pueden generarse proyectos de TIC de educación de manera integrada, transparente, de extraordinaria calidad y a un precio justo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta