Facebook Messenger es utilizado para propagar malware

    461
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Facebook Messenger

    Este año que está a punto de concluir ha sido de mucho aprendizaje para Facebook, pues no sólo tuvo que remar a contracorriente por la polémica que vinculaba a su plataforma como caldo de cultivo para “fake news”, también fue de oportunidades, como brindar el servicio de internet por medio de globos aerostáticos en medio de un Puerto Rico flagelado por el huracán “María”.

    En el ocaso del 2017, la controversia vuelve a pegarle a la más popular red social a nivel mundial, en esta ocasión por el servicio de mensajería instantánea “Facebook Messenger”; es utilizado para esparcir un malware de forma masiva.

    Particularmente se trata del malware denominado “Digmine”, cuya misión inmediata es el de reproducirse a nivel mundial. Los primeros pasos de este bot se localizaron en Corea del Sur y ahora ya se encuentra presente en todo el orbe.

    No obstante, el “Digmine” sólo es maligno para el navegador Google Chrome y para la plataforma de chat de Facebook en su versión para PC de escritorio. El virus es lanzado al público en general por medio de una carpeta con nombre Video_xxxx. Zip, que contiene un supuesto audiovisual, pero en realidad es un script ejecutable de multipropósito.

    Al momento de ejecutar el “Digmine” en Facebook Masseneger, el virus se encargará de autoenviarse a todos los contactos que tenga el usuario, quien afectará a sus amigos cuando abran el supuesto video; podrían infectar de manera sistemática a millones de usuarios.

    Ninguno de los afectados con este virus ha logrado detectar daño mayor a su cuenta o su integridad; sólo sirven como propagadores del malware, aunque algunos consultores en informática no descartan otros malos usos o posibles versiones más sofisticadas y malignas.

    Hasta el momento el “Digmine” se ha detectado de manera predominante en países del continente asiático, aunque también tiene una fuerte presencia en naciones de Europa Oriental y en Venezuela.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta