California ofrece medidas para cuidar la salud ante el uso del celular

    445
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía CA Public Health

    A nivel mundial muchas organizaciones e instituciones de salud, se han posicionado sobre las afectaciones que podrían acarrear el uso de teléfonos celulares. Entre las posibles enfermedades imputables al utilizar de manera incorrecta el celular están desde mala postura, pasando por problemas de la vista, hasta afecciones por sobreexposición a señales inalámbricas.

    Ante este panorama, el Departamento de Salud Pública del Estado de California, abrió el debate sobre el uso del celular; desde la postura institucional no existe una directriz en contra de la telefonía móvil, tampoco pretende que se deje de emplear esta tecnología de comunicación.

    Sin embargo, el Departamento que vela por la salud pública en el “Estado Dorado”, ha hecho hincapié sobre posibles riesgos a la salud que existen al estar expuesto a ondas de radiofrecuencia (RF) de comunicación móvil, que conforme a varios estudios e investigaciones, podrían ser causas de cáncer, alteraciones en el patrón del sueño, problemas de memoria, disminución de conteo de espermatozoides, etcétera.

    Aunque en su postura hacia el tema del binomio problemas de salud-uso del celular, es la misma institución estatal la que se posiciona por una perspectiva neutral, al precisar que a pesar de la seriedad de los estudios e investigaciones relacionadas a este delicado tema, todavía no existe un consenso entre la comunidad médica a nivel internacional en relación a este tópico.

    El Departamento de Salud Pública del Estado de California, expuso una serie de medidas para reducir la posibilidad de riesgo a la salud por exposición a RF por uso de celulares, mismas que recogen criterios previamente ofrecidos para los usuarios: utilizar manos libre para reducir el impacto de la RF al oído y cerebro, evitar llevar el dispositivo en un bolsillo del pantalón y en el caso de las damas en el brasier, evitar el uso del celular cuando la señal sea débil.

    No obstante, ofrece una serie de recomendaciones para salvaguardar la salud de los infantes frente al uso de celulares, como limitar la utilización de estos dispositivos entre este público, pues su cráneo todavía es pequeño, aunado a que su cerebro en esta etapa de la vida se encuentra en constante crecimiento.

    Estas sugerencias en pro de la salud de los usuarios de telefonía celular no son nueva, pues el estado de Connecticut hace dos años atrás había ofrecido una serie de medidas entorno a este polémico tópico de salud pública contemporánea

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta