Pantallas y futbol// Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

Pantallas y futbol// Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

389
0
Compartir

Hace unos días la plataforma de video bajo demanda Netflix dio a conocer varios datos curiosos sobre las prácticas de consumo entre los usuarios; lo que más me llamó la atención no fue que alguien en la Antártida (tal vez un pingüino) se sopló en un solo día toda la serie Shameless o que un británico vio Bee Movie 357 veces en 2017, sino que México es por mucho el país que mira Netflix todos los días.

Lo anterior nos dice que somos un país amante de la pantalla chica y, por eso, al conjugarlo con el futbol, podemos confirmar que el deporte de las patadas es un gran negocio que trasciende las pantallas. Un claro ejemplo de ello fue la reciente final de la liga mexicana de futbol de primera división, en la cual se enfrentaron la principal cementera del país, Cemex, y Femsa, cuyo poderío se ubica en la industria de las bebidas y en el sector comercial. Ambas empresas están detrás de los dos finalistas de la Liga Mx de Futbol: Tigres y Rayados.

Según un reporte de La Afición-MILENIO, ambos clubes tienen las nóminas más altas del futbol mexicano y se calcula que la de Tigres ronda los 68 millones 420 mil dólares, mientras que la segunda posición la ocupa Rayados de Monterrey, con un valor de 55 millones 24 mil dólares.

Por ello no es de extrañar la expectativa que generaron ambos partidos, al grado de que, de acuerdo con cifras de Nielsen Ibope México, la emisión de Televisa Deportes registró 23.7 por ciento de share, es decir, porcentaje de televisores encendidos. Solo la transmisión por el canal de las estrellas y otros locales de Televisa superó a su competencia por 62.32 por ciento.

No cabe duda que el mundo del futbol se cuece aparte y que seguimos siendo muy afines a la pantalla chica.

Ágiles y competitivos

La consultora de negocio Everis, que dirige Peter Kroll, dio a conocer los resultados del estudio de las prácticas ágiles en América Latina durante 2017. Los resultados muestran que la adopción de prácticas ágiles en compañías latinoamericanas se debe a factores como reducir tiempo de mercado (72 por ciento), emprender la transformación digital (49 por ciento) e impulsar la productividad (42 por ciento), lo que es determinante en la decisión de las empresas de adoptar esas metodologías en sus proyectos de tecnología de información; sin embargo, como te podrás imaginar, aún estamos muy verdes en la región.

Según los creadores de ese estudio, se hicieron entrevistas a 43 líderes en sistemas de información y seguridad informática de organizaciones privadas e instituciones gubernamentales de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Ya veremos qué tal avanzan las compañías de diferentes sectores económicos, pues nos urge meterle velocidad a estos temas que en nuestro país todavía no se venden muy bien entre la clase política.

No hay comentarios

Dejar una respuesta