Compartir

Alistair Cox, CEO de Hays, ofrece estos consejos para los jóvenes profesionales que están que entrando al mundo laboral:

1) Abre tu mente y sé adaptable ahora y en el futuro: No te cierres en un mismo puesto solo porque la vacante es sobre lo que tú estudiaste. El mundo laboral cambia constantemente y hay muchas investigaciones que sugieren que la mayoría de los empleos que ocuparemos dentro de 15 años ni siquiera se han inventado aún. El punto es que un gran número de personas estarán cambiando de puestos y de roles en el futuro, probablemente varias veces. Así que no tengas miedo de cambiar al puesto que tanto te gusta.

En lugar de encasillarte en una profesión, piensa cuáles son las aptitudes que has obtenido, a parte de las académicas, y en cómo las puedes aplicar en ese campo que tanto te interesa. La reciente integración de habilidades en tecnología, marketing, diseño e ingeniería, por ejemplo, genera oportunidades para moverse en áreas que anteriormente no parecían tan lógicas. Así que puedes encontrar que tus habilidades financieras que obtuviste en tu curso de contabilidad, pueden ser tan valiosas para una empresa de tecnología emergente como para la industria de la música o para cualquier otro lugar y no solo para una firma de consultoría tradicional.

2) Tómate el tiempo para realmente considerar tus opciones: En este temprano momento de tu carrera, las decisiones que tomes son los que te irán encaminando a lo que te convertirás profesionalmente. Sé que puede sonar muy dramático, pero así son las cosas.

3) El aprendizaje no se detiene sólo porque ya te graduaste: Graduarte es sólo un paso en el camino del aprendizaje. No puedes permitirte el lujo de acabar tu educación solo porque ya tienes un título, no funciona así.  Creo que la próxima década pertenecerá a los profesionales híbridos, personas con capacidades de desarrollar roles tradicionales, pero con habilidades nuevas y emergentes, combinado con ciertas skills interpersonales. Esta mezcla demuestra a los empleadores que puedes desarrollarte a través de diferentes proyectos. Esto también demuestra que tienes el conocimiento base de comunicarte con colegas especialistas en el tema y comprender el potencial o las limitaciones que pueden brindar.

Comprender cómo llevar a cabo una sesión de lluvia de ideas productiva o cómo tratar con un miembro del equipo de bajo rendimiento, son tan importantes como las habilidades puramente técnicas.

4) Aprecia los beneficios que los puestos temporales pueden brindarte: Las funciones, proyectos o puestos temporales son mucho más que simplemente acciones que haces mientras se busca un puesto permanente. Si eres un recién egresado, un trabajo temporal puede ser fantástico para poder definir tus talentos y visualizar las diferentes áreas de oportunidad que tienes. También es una gran manera de ir completando tu currículum si estás carente de experiencia. El ir de proyecto en proyecto, te ayudará a construir una fuerte lista de contactos profesionales, los que también te ayudarán a tener un flujo de trabajo adicional o incluso un puesto fijo para más adelante.

5) Nunca pierdas tu sentido de la aventura: 

Entrar a la vida profesional por primera vez puede ser desalentador, pero también debería ser estimulante. El mercado laboral se encuentra en una fase muy interesante: puestos que han permanecido igual por décadas ahora son redefinidos por las nuevas tecnologías, existen nuevas prácticas como el trabajo flexible o remoto, y, al mismo tiempo, se están creando funciones completamente nuevas.

Ahora bien, si aun te falta información para saber dónde, quién y cómo está buscando tus habilidades laborales, puedes darte una vuelta por el sitio y buscador de empleos Jooble México donde cada mes 1 millón de usuarios únicos realizan más de 8 millones de visitas y búsquedas de empleo. Revísalo, y si te ayuda; avísanos. 

No hay comentarios

Dejar una respuesta