Compartir

 

Por Edgar Amigón.

Contrario a lo que la reforma energética ha provocado un desequilibrio en los precios de los combustibles, y prueba de ello es que precio del gas LP ha registrado un incremento de 200 por ciento durante el actual sexenio, dijo el diputado por Morena, Alejandro Ojeda.

Agregó que en el caso específico del gas LP, éste pasó de 9 pesos el kilogramo a principios de sexenio, a 20 pesos en la actualidad, lo que ha golpeado severamente los bolsillos de la mayoría de los mexicanos.

Comentó que según los expertos, la situación que hoy se padece en el sector energético, se debe a que no se ha avanzado en la ampliación y modernización de la infraestructura, ya que a cuatro años de la implementación de dicha reforma, en diciembre de 2013, el país sigue sin contar con los ductos y almacenamientos necesarios para la producción y transporte.

De igual forma, dijo, la dependencia de los ingresos públicos al impuesto cobrado a los combustibles sigue impidiendo cumplir la gran promesa del Gobierno Federal para lograr menores precios en los energéticos, y que esto se materialice en los bolsillos de la ciudadanía e industrias.

Entre las metas establecidas para la reina de las reformas estructurales, dijo, la administración actual vislumbró –mediante una lluvia de inversiones de empresas privadas en producción y gasoductos– la disminución del precio de la tarifa de luz, del gas natural y, con ello, de los alimentos; fortalecer la capacidad productiva petrolera para reducir la creciente dependencia de energéticos importados.

Recordó que en los primeros 15 días de octubre de este año, el gas doméstico LP fue uno de los genéricos que provocó que la inflación alcanzara su mayor nivel en los últimos 19 años, para un mismo periodo, con una tasa trimestral de 0.62 por ciento.

El precio del gas doméstico LP, con una tasa trimestral de 4.11 por ciento y una aportación de 0.080 puntos a la inflación general, desde que el Instituto tiene registros de este producto (2010), a dicho crecimiento sólo lo supera el resultado de la primera quincena de enero de este año, cuando se liberó el precio (17.81 por ciento).

Sobre los precios del gas natural, que a su vez impactan en el de los alimentos, el diputado federal aseguró que los precios están liberalizados al mercado y no van a la baja.

Precisó que los distribuidores determinan el precio con base en el costo del servicio y lo que invierten en la compra a PEMEX. Mencionó que la petrolera ha producido en 2017 un promedio de 3 mil 161 millones de pies cúbicos diarios, poco menos de los 3 mil 916 producidos durante 2013.

Mencionó que también ha importado mil 806 millones de pies cúbicos diarios en comparación con los mil 289 millones de pies cúbicos diarios importados en 2013.

Declaró que la construcción de redes de gasoducto, que reducirían el precio del producto final al facilitar su transporte, se está dando principalmente en el norte. Sin embargo, explicó que algunos van atrasados o detenidos por la oposición de las comunidades indígenas ante la falta de una consulta previa, libre e informada sobre el uso de sus territorios comunales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta