Autoridad de Transporte no renueva licencia de operaciones a Uber en Londres

    950
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Uber

    En los últimos tiempos, Uber no ha tenido la mejor suerte de su lado, basta recordar que en nuestro País se ha visto inmiscuida en una serie de problemas por inseguridad al momento de brindar el servicio y/o malas prácticas de algunos sus choferes.

    Ahora toca el turno de la controversia al capítulo londinense, en donde la empresa de transporte bajo demanda perdió su licencia para operar en la Capital del Reino Unido; así lo dio a conocer Transport of London (TFL), la autoridad competente en materia de transporte y movilidad local

    No obstante, la empresa de transporte oriunda de San Francisco podrá seguir operando hasta el 30 de septiembre del año en curso, y en caso de no lograr darle la vuelta a la decisión del TFL, 40 mil choferes y 3.5 millones de usuarios se verían afectados al no poder prestar y recibir el servicio respectivamente.

    La razón principal que esgrimió el TFL para no renovar la licencia de Uber en Londres, es que el sistema de trabajo de la empresa no cumple con las condiciones para poder prestar transporte de alquiler privado, particularmente por su laxa responsabilidad corporativa en asuntos relativos a la seguridad pública londinense.

    Por si fuera poco, el TFL señala una serie de irregularidades al interior de la compañía de transporte bajo demanda, como el uso del software “Grayball” que impediría el acceso total a la plataforma de Uber para engañar a los organismos reguladores en materia de competencia.

    Además, los encargados del transporte en Londres tomaron su decisión debido a la ausencia de un protocolo por parte de Uber para denunciar crímenes graves, de igual forma no están de acuerdo en cómo algunos de sus choferes han conseguido sus exámenes médicos para poder operar un coche asociado a la empresa capitaneada localmente por Tom Elvidge.

    Sin embargo, no todo está perdido para Uber Londres, pues tiene hasta 21 días para apelar la decisión del TFL, en los que podría seguir operando sin ningún problema en territorio londinense. La empresa comandada a nivel mundial por Dara Khosrowshahi, comenzó a opera en la Capital del Reino Unido en el año 2012.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta