Compartir

Reflexión, diálogo y acción, pidió la Secretaría de General de la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) a los representantes de las 31 empresas que conforman esta organización y que se reunieron en Miami en su tercer encuentro plenario.
Y vaya que son tiempos de reflexión para una industria que si bien se consolida como la generadora por excelencia de contenidos – lo que sucede, por cierto desde hace muchas décadas – también enfrenta nuevos retos no sólo tecnológicos, sino también políticos vinculados con el ejercicio de la democracia en una sociedad en la que producen contenidos, emplean a millones de personas y generan negocios para muchos proveedores. La libertad de expresión y el derecho de acceso a la información son dos temas que, en el ámbito informativo y periodístico, también preocupan a la OTI.
No es gratuito, por lo tanto, que – durante esta reunión – el panel Nuevas Políticas Migratorias, moderado por el periodista español Juan Luis Cebrián, se convirtiera en uno de los grandes puntos de atención del cónclave de empresarios, comunicadores, abogados y académicos.
Quienes han estudiado la evolución de la televisión en Iberoamérica no pueden ignorar la influencia de la OTI en la región que ahora expande su influencia y análisis a las telecomunicaciones que convergen plenamente en su operación. Aún, más, expertos reunidos en Miami coincidieron en la responsabilidad de esta organización y de sus equipos editoriales en la comprobación y contrastación de contenidos informativos, un aspecto que no se está cubriendo, en muchas ocasiones, en el mundo de las redes sociales y en la era de las multiplataformas. Este año, la OTI opera bajo la presidencia de Emilio Azcárraga y la Secretaría General está a cargo del abogado Javier Tejado.
Con una cobertura de 900 millones de personas, el resurgimiento de la OTI, de acuerdo con la ex presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, contribuirá a la defensa de la libertad de expresión y al fortalecimiento de la institucionalidad en un momento clave para la protección de derechos humanos esenciales. Freedom House y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) son algunas de las organizaciones con las cuales trabajará la OTI en el fortalecimiento de la libertad de expresión.
La OTI está integrada por 31 empresas que representan a 22 países de Iberoamérica y Estados Unidos que producen contenidos en español y portugués. Los integrantes de la OTI participan en un mercado que aporta anualmente al menos 127 mil millones de dólares. Nada mal.
Los trabajos de esta tercera reunión tuvieron como sede el Centro de Noticias Univision en la Ciudad de Miami. Allí estuvieron los tiburones de la comunicación como Cesar Conde de Telemunco; de Univision, Randy Falco; de Grupo Clarín, Jorge Carlos Rendo; de Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián; de RCN, Gabriel Reyes; de Grupo Caracol, Jorge Martínez de León; de TV Azteca, Benjamín Salinas; y de Grupo Imagen, Olegario Vázquez Aldir, quien, por cierto, se integró a esta reunión en el primer año de operación de la tercera televisora abierta en el país. Televisa, como puede usted leer, fue un buen anfitrión de los CEOs de empresas competidoras. También estuvo presente de DirecTV, Jeff McElfresh; y de la SIP, Matthew Sanders. El canciller Luis Videgaray participó como invitado especial en la reunión de la OTI en donde se manifestó la preocupación de sus integrantes por la situación social y política y Venezuela. El canciller no perdió la oportunidad de convivir con los tiburones de la comunicación en Iberoamérica. Así que nos queda estar pendientes de cada paso que dé la OTI.
Sanción para un Bad Juez
Y como se lo adelantamos aquí, el Juez Felipe Consuelo Soto fue suspendido por el Consejo de la Judicatura por omisiones y fallas en el concurso mercantil de Mexicana de Aviación. Son muchos los muertos en el clóset y las cuentas pendientes que dejó el proceso de concurso de deudas del cual era responsable. Bueno, pues por el mismo camino se ubica ya el concurso mercantil de Oceanografía. Una vez más le adelantamos que en este caso Consuelo Soto ya acumula muchas quejas de acreedores y trabajadores. El punto fue que Consuelo Soto complicó tanto el proceso que se desdibujó la legítima propiedad de arrendadores de barcos que sólo ofrecían un servicio a Amado Yáñez. Lo mismo sucedió con los derechos de los trabajadores.
claudiavillegas@revistafortuna.com.mx
Twitter@LaVilleghas1

No hay comentarios

Dejar una respuesta