Red Hat adquiere Codenvy

Red Hat adquiere Codenvy

263
0
Compartir

Red Hat, proveedor de soluciones de código abierto para empresas, anunció la firma de acuerdo definitivo para adquirir Codenvy, proveedor de herramientas de desarrollo nativas de la nube, que permiten a los desarrolladores crear aplicaciones modernas basadas en contenedores y nativas de la nube.

La compañía planea hacer a Codenvy una parte integral de OpenShift.io., el entorno de desarrollo hospedado que Red Hat anunció recientemente, para crear servicios de nube híbrida sobre OpenShift.

Fundada en 2013, Codenvy es una oferta empresarial basada en Eclipse Che, el popular entorno de desarrollo integrado (IDE) de nube open source y el servidor que actúa como espacio de trabajo para los desarrolladores. La cual combina tiempos de ejecución, proyectos y un IDE en una herramienta de nube que permite que múltiples desarrolladores colaboren en el mismo espacio de trabajo. Los espacios de trabajo universales portátiles de Codenvy y el IDE de nube superan los desafíos de configuración e intercambio que plantean los espacios de trabajo hospedados localmente, y permiten hacer contribuciones a un proyecto sin tener que instalar software. Codenvy corre en contenedores Linux ligeros, lo que permite iniciar de inmediato y ofrece escalabilidad elástica para crear y operar millones de espacios de trabajo. El acceso dentro de los contenedores  se hace a través de un navegador, y sin tener que crear, mantener y gestionar entornos de desarrollo.

Al sumarse Codenvy como parte de su portafolio Developer, Red Hat planea hacer a Eclipse Che y a las mejoras de Codenvy iniciativas centrales de su estrategia, así como ampliar e integrar la tecnología de gestión de espacios de trabajo a sus herramientas y plataformas. OpenShift.io, que incluye a Eclipse Che, cuenta con las herramientas y los entornos de desarrollo de aplicaciones necesarios para ayudar a las organizaciones a mantener su relevancia en un mercado que se transforma digitalmente. OpenShift.io está diseñado para permitir que los equipos de desarrollo, ubicados en el mismo edificio o en el otro lado del planeta, colaboren y creen más efectivamente soluciones en contenedores basadas en microservicios, las cuales se implementan en las nubes híbridas.

 La transacción está sujeta a las condiciones de cierre de rigor y se prevé que no tenga un impacto material en los resultados de Red Hat correspondientes a su primer trimestre fiscal que termina el 31 de mayo de 2017, o en su año fiscal que concluye el 28 de febrero de 2018.

No hay comentarios

Dejar una respuesta