Apple Music cobra un euro por prueba de tres meses de su plataforma

    532
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Apple Music

    En la competencia por seguir abonando usuarios a los servicios de “streaming” musical, los diferentes competidores ofrecen un periodo de prueba, posteriormente, si se está de acuerdo con la plataforma se podrá suscribir para poder seguir gozando el servicio.

    Sin embargo, esta modalidad de promoción está en peligro de extinción, por lo menos en el servicio de Apple Music, pues si un posible usuario quiere probar los servicios de música bajo demanda de los de Cupertino, tendrá que pagar por probarlo.

    Esta nueva política ya aplica para tres mercados internacionales, dos Europeos (España y Suiza) y uno de Oceanía (Australia), donde los usuarios que quieran checar la plataforma de Apple Music tendrán que desembolsar un euro.

    Con el pago de un euro ($20.89 pesos mexicanos) los melómanos podrán gozar del servicio de música bajo demanda por tres meses, después cada usuario tendrá que pagar 9.99 euros por mes para seguir activo dentro de la plataforma musical.

    No obstante, para otros mercados internacionales como el de México el periodo de degustación por tres meses sigue siendo gratuito; esta política aplicada en los países antes señalados apela a las dinámicas propuestas por Spotify, líder en abonados en música bajo demanda.

    Los desarrollados por Daniel Ek y Martin Lorentzon ofrecen el acceso a la categoría Premium de su servicio a un euro por tres meses de servicio; esta medida de Apple puede ser para contrarrestar el posible impacto que provocaría esta promoción en estas tres naciones.

    Por otra parte, esta medida puede apelar a la política de Apple en contra de la música gratuita, tal como hace unos días lo dejó ver Jimmy Iovine, mandamás de la división de música bajo demanda de los capitaneados por Tim Cook, pues considera que la gratuidad de los fonogramas impacta directamente a los creadores.

    Pero esta política sólo apela a una postura empresarial, pues existen otros servicios que están convencidos que la música no se obsequia, pues a pesar de dar acceso gratuito aunque limitado a su servicio, el contenido auditivo se paga por medio de la publicidad que se inserta entre cada canción; el pago de regalías sale de un bolsillo ajeno al usuario y a la plataforma.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta