INEGI presenta resultados de estudio, sobre Internet y su acceso en México

INEGI presenta resultados de estudio, sobre Internet y su acceso en México

1206
0
Compartir

Con el  motivo del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presenta un panorama general sobre el acceso a Internet y otras TIC en los hogares, así como de su uso por los individuos en México, tomando como fuente el estudio que realiza en los hogares de manera anual. Cabe señalar que a partir del 2015, se levanta una encuesta especial en sustitución del módulo complementario que se aplicó entre el 2001 y hasta el 2014. La encuesta más reciente –de 2016- es representativa a nivel de entidad federativa y para 49 ciudades seleccionadas, gracias al convenio de colaboración suscrito por el INEGI con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, para tal efecto.Con base en la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2016, al segundo trimestre se registraron 65.5 millones de personas de seis años o más en el país, usuarias de los servicios que ofrece Internet, lo que representa el 59.5 por ciento de esta población. Esto significa un incremento del 2.1 por ciento con respecto a 2015.

 

 

El acceso a esta tecnología es predominante entre los jóvenes del país. Si como se indicó, poco más de la mitad de la población de seis años o más se declaró como usuaria de Internet, entre los individuos de 12 a 24 años, las proporciones son superiores al 80 por ciento, es decir que entre los jóvenes es habitual el uso de Internet.

Considerando grupos quinquenales de edad se pueden resaltar ciertos aspectos. Mientras que poco más de la mitad (53.1 por ciento) de los niños de entre 6 y 11 años señaló utilizar Internet con cierta regularidad, entre los adolescentes de 12 a 17 años la proporción alcanza el 85.5 por ciento, proporción semejante a la observada para individuos de entre 18 y 24 años (85.0 por ciento). Incluso para el grupo de edad de 25 a 34 años tres de cada cuatro individuos declararon utilizar Internet (74.3 por ciento).

La gráfica 2 evidencia que conforme aumenta la edad, decae el uso de Internet; para el grupo de entre 35 a 44 años, poco más de la mitad (60.3 por ciento) realiza alguna actividad en la red y la proporción disminuye al 45.5 por ciento entre individuos de 45 a 54 años; solo el 21.6 por ciento de los adultos mayores a 54 años conoce y utiliza este recurso.

 Fuente: INEGI, ENDUTIH 2016.

 

En la Era del Conocimiento, el acceso a Internet se encuentra asociado de manera importante con el nivel de estudios, y esto se ilustra en la gráfica 3.

 

 

Nota: Excluye a la población sin escolaridad o que omitió indicar su nivel de escolaridad.

Fuente: INEGI, ENDUTIH 2016.

Para actividades de apoyo a la educación el porcentaje alcanza poco más de la mitad (51.8 por ciento), aunque cabe tener en cuenta que una proporción importante de la población objeto de estudio ya no se encuentra en situación de asistencia a la escuela (71.1 por ciento).

Del mismo modo se puede destacar que la interacción con el gobierno (para realizar trámites, para consultar información, entre otras) es cada vez más recurrente y fue mencionada por el 22.2 por ciento de los internautas.

Nota: Las categorías no son excluyentes, por lo que la suma de las proporciones es superior al 100 por ciento.

Fuente: INEGI, ENDUTIH 2016.

Entre los usuarios de Internet, el acceso es algo cotidiano ya que los que navegan uno o más días a la semana representan el 96.0 por ciento sobre el total. El complemento (4.0 por ciento) corresponde a quienes declararon un uso de una vez al mes o incluso una menor frecuencia.

Fuente: INEGI, ENDUTIH 2016.

Si bien las transacciones electrónicas (compras o pagos vía Internet) no son actividades recurrentes entre los internautas mexicanos, se observa un crecimiento respecto de los resultados de la encuesta anterior. Estos pasaron del 12.8 por ciento en el 2015 al 14.7 por ciento en el 2016 (gráfica 6).

La telefonía celular igualmente se ha convertido en un servicio de gran importancia para la población, ya que permite establecer una comunicación ubicua y oportuna, promoviendo el sentido de pertenencia y cercanía. Esta es la tecnología de mayor penetración nacional y con las menores diferencias regionales, y al 2016 se encontró que 81.0 millones de personas se declararon como usuarias del servicio, y representan el 73.6 por ciento de la población de seis años o más. Esto significa un incremento del 2.1 por ciento con respecto a 2015.

 

Tres de cada cuatro usuarios de celular (76.0%) cuentan con uno de los llamados “inteligentes” (smartphone), es decir, capaces de establecer conexión a Internet.

Cabe señalar que no todos los que señalaron contar con un smartphone declararon conectarse a Internet. De acuerdo con los resultados de la encuesta, solo el 89.0 por ciento se conecta efectivamente a Internet, ya sea mediante conexión de datos o por medio de una conexión fija inalámbrica (WiFi).

A su vez, la mayor parte de estas conexiones son por medio de la red de datos, es decir, conexiones móviles: el 81.0 por ciento de quienes se conectan mediante un celular inteligente así lo declaró. De este modo, el 19.0 por ciento restante corresponde a usuarios cuya conexión se encuentra restringida a una señal de WiFi. Para las conexiones móviles significa un incremento del 13.9 por ciento con respecto a 2015.

Como se mencionó arriba, la telefonía celular es la tecnología de mayor penetración y la que presenta las menores desigualdades regionales, conforme a los resultados de la encuesta.

Mientras que –por ejemplo- en el caso de los hogares con Internet la diferencia entre las entidades extremas (con la mayor y la menor proporción respectivamente) es de 62.2 puntos porcentuales, para los usuarios de telefonía celular, la diferencia es de 34.7 puntos.

Para cualquiera de las entidades, más de la mitad de la población objetivo se declaró usuaria del servicio de telefonía celular y en 29 de las 32 entidades la proporción es igual o superior al 60.0 por ciento. Estos datos se muestran en la gráfica 9.

Solamente en los estados de Chiapas y Oaxaca (donde ocurre la menor disponibilidad) los porcentajes son del 58.1 y de 52.7 por ciento, respectivamente.

Fuente: INEGI, ENDUTIH 2016.

 

EQUIPAMIENTO DE TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN EN LOS HOGARES

La encuesta recoge igualmente información sobre la disponibilidad de bienes y servicios TIC en los hogares, y la información a nivel regional permite observar que existe un importante diferencial, según la entidad federativa.

A nivel nacional, destaca la disponibilidad de televisores en los hogares ya que el 93.1 por ciento de los hogares dispone de éstos.

Por su parte, tanto las computadoras como los servicios de señal de televisión de paga e Internet son cada vez más recurrentes. Respecto de las computadoras, el 45.6 por ciento de los hogares cuenta con una, y para la señal de paga, la proporción alcanza el 52.1 por ciento. Por su parte, la conexión a Internet se encuentra disponible en casi la mitad de los hogares (47.0 por ciento).

 

La encuesta recaba información sobre las principales limitantes que identifican los hogares para disponer de conexión a Internet. Más de la mitad de los entrevistados indica que dotarse del servicio les resulta gravoso (53.9 por ciento). Sin embargo una importante proporción (21.7 por ciento) indicó de manera específica que carece de interés o necesidad por contar con una conexión

 

Respecto de la conectividad por entidad federativa, Baja California Sur, Sonora y Baja California son las que presentan la mayor disponibilidad de Internet en los hogares: 75.5; 71.7 y 68.0 por ciento respectivamente.

En el otro extremo, Tlaxcala, Oaxaca y Chiapas presentan la menor disponibilidad, con proporciones de 28.4; 20.6 y 13.3 por ciento respectivamente en cada caso (gráfica 12). A nivel nacional, la proporción se incrementó en 7.8 por ciento con respecto a 2015.

 

Como se mencionó arriba, la encuesta fuente de este documento tiene representatividad a nivel de 49 ciudades específicas.

En cuanto a la disponibilidad de Internet, los resultados confirman que el uso de las tecnologías de la información es predominantemente un fenómeno urbano. En 46 de las 49 ciudades del estudio, la proporción es superior al promedio nacional (47.0 por ciento). Solamente las ciudades de Tuxtla Gutiérrez, Tlaxcala y Tapachula presentaron proporciones menores a esta (46.4; 35.6 y 31.5 por ciento respectivamente).

Las ciudades en las que se encontraron las mayores proporciones fueron Hermosillo, Cancún y Villahermosa (85.4; 82.2 y 80.8 por ciento en cada caso). Mientras que en el 2015 el promedio por ciudades fue del 56.2 por ciento, para el 2016 este promedio resultó del 63.0 por ciento considerando que se incorporaron 17 nueves ciudades.

Por lo que respecta a la proporción de usuarios de Internet por ciudad, los resultados obtenidos muestran que en el 2016, solo una de las 49 ciudades del estudio presentó una proporción inferior al promedio nacional: Tlaxcala con el 57.8 por ciento de internautas. Otras tres ciudades con las menores proporciones fueron Acapulco (64.5 por ciento), Irapuato (61.5 por ciento) y Tapachula (60.6 por ciento).

Las ciudades que destacan por registrar las proporciones más elevadas son: Hermosillo (84.9 por ciento), Cancún (83.9 por ciento), Ensenada (80.0 por ciento).

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta