Procesadores Intel Atom de la serie C2000 podrían ser causante de graves fallas

    505
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Intel

    Algunos dispositivos de las firmas Cisco y NAS (Sinology) han sufrido averías repentinas, mismas que son achacadas a los procesadores Intel familia Atom Modelo C2000. Sin embargo, la empresa líder en microprocesadores no se ha posicionado al respecto.

    Las dos compañías afectadas alegan que sus productos funcionan muy bien, de repente sin aviso previo el hardware deja de funcionar, provocando un malestar tanto en usuarios como fabricantes que no ven satisfechas sus necesidades tecnológicas.

    Al mismo tiempo, la compañía comandada por Brian Krzanich en su pasado informe trimestral, advirtió que uno de sus productos presentaba un problema; estaban estructurando un fondo especial para hacer frente a los problemas que este fallo atraería.

    Por otra parte, ese anuncio coincidió con la advertencia de Cisco, pues algunos de sus productos para redes podrían dejar de funcionar después de año y medio de operación, sin avisos previos los productos estarían inservibles.

    Varios especialistas coincidieron en que el problema radicaría en los procesadores y en el reloj del bus Low Pint Count, que en conjunto harían imposible el funcionamiento de arranque del sistema, cuya consecuencia más desastrosa sería no recuperación del mismo.

    La empresa de microprocesadores destacó que modelos de procesadores Intel Atom C2308, C2338, C2350, C2358, C2508, C2518, C2530, C2538, C2550, C2558, C2718, C2730, C2738, C2750, y C2758, serían susceptibles a afectaciones.

    Este fenómeno no es privativo para productos de Cisco Systems, pues también ciertos dispositivos de Synology son proclives a la falla relacionada con el procesador, aunque por el momento invitan a sus usuarios a que en su reporte inicial no hagan mención de Intel, pues trabajando en conjunto ambas empresas, no tenían los elemento suficientes para señalar la responsabilidad total de la compañía oriunda de Santa Clara, California.

     

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta