Llegó el día; opinión de Eduardo Ruiz-Healy

Llegó el día; opinión de Eduardo Ruiz-Healy

375
0
Compartir

Cuando los relojes marquen las 12 del día en la ciudad de Washington, Donald Trump asumirá la presidencia de Estados Unidos y el mundo nunca más volverá a ser el que conocimos durante los últimos años.
Diversos sucesos ocurridos en el siglo 21 han transformado el paradigma o la manera en que concebimos nuestro mundo.
En 2001 vimos en la ciudad de Nueva York el poder destructivo de unos terroristas dispuestos a sacrificar su vida con tal de lograr su cometido. Desde el 11 de septiembre de ese año sabemos que un terrorista puede actuar donde quiera y cuando quiera y que nunca nos sentiremos del todo seguros.
En 2003, tropas de una coalición liderada por Estados Unidos, bajo el falso argumento de que Irak poseía armas de destrucción masiva, derrocaron al dictador de ese país y engendraron así el clima de violencia e inestabilidad que vive esa región del mundo y que a su vez prohijó la emergencia de organizaciones terroristas como el Estado Islámico.
En 2004 nació Facebook y él empezaron a cobrar popularidad mundial las redes sociales que han transformado la definición de lo que es un amigo y la forma en que obtenemos nuestra información, sea verdadera o falsa.
En 2006 Corea del Norte, un estado delincuente gobernado desde 1948 por unos chiflados, lanzó cuatro misiles. 11 años después, los misiles norcoreanos son capaces de alcanzar territorio estadounidense y pronto lo harán armados con ojivas nucleares.
También en 2006 se lanzó el sitio Wikileaks, especializado en publicar documentos secretos de gobiernos y empresas. La información difundida por el sitio ha generado conflictos internacionales, la caída de personajes importantes y, como todo lo indica, facilitó el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre del año pasado
En ese 2006, en México, otro chiflado le declaró la guerra a la delincuencia organizada sin que el gobierno estuviera preparado para librarla y menos ganarla. Hasta ahora el conflicto ha dejado casi 175,000 muertos, 35,000 desaparecidos y otros 35,000 desplazados. Gracias a esa chifladura, los mexicanos vivimos crónicamente asustados.
En 2007 Steve Jobs cambió la forma en que los humanos nos relacionamos con el mundo y entre nosotros mismos al lanzar el iPhone al mercado.
En 2008 el mundo cayó en la peor crisis económica desde la Gran Depresión que se inició en 1929. Fue tan grave, que el mundo y sus habitantes aún no se recuperan totalmente de sus efectos.
Ese mismo año el negro Barack Obama fue electo presidente de Estados Unidos, rompiéndose así el control que la raza blanca había ejercido sobre ese cargo desde 1789. A un blanco neoyorquino llamado Donald Trump no le gustó que un negro ocupara el puesto más importante del mundo y durante los siguientes nueve años insistió en que Obama no era un ciudadano estadounidense.
Por razones de espacio no sigo listando los eventos ocurridos en lo que va de este siglo que han contribuido a transformar el paradigma.
Hoy ocurrirá uno de ellos cuando un hombre racista, xenófobo, sexista, hostigador sexual, abusador, violento, mentiroso, narcisista y otras lindezas asuma la presidencia de Estados Unidos, heredando el poder de quien difamó impunemente sin tener una sola evidencia que apoyara sus calumnias.
La llegada al poder de Trump definitivamente transformará nuevamente nuestro paradigma. Y lo transformará, mucho me temo, para mal.
Llegó el día y solo nos queda ver como empieza a cumplir sus promesas populistas y demagógicas.
¡Suerte a todos!
Sitio web: ruizhealytimes.com
Twitter: @ruizhealy

No hay comentarios

Dejar una respuesta