Gordos y tv, puras buenas ideas // Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

Gordos y tv, puras buenas ideas // Columna de @hugogonzalez1 en Milenio

566
0
Compartir

De cara a lo que se avecina para las carteras de los mexicanos debemos buscar soluciones inteligentes que generen oportunidades. Por ejemplo, Televisa hizo una jugada estratégica con Univision al unificar sus esfuerzos para el desarrollo y producción de contenidos. Esto le permitirá atender de una manera más eficiente, y con importantes sinergias de costos, a sus audiencias en México y EU. Para ello designó al experimentado Issac Lee como director general de Contenidos de Televisa y Univision. Lee coordinará los esfuerzos de ambas compañías en el diseño y producción de contenidos para todas sus plataformas. Buena idea.
También es buena idea lo que está haciendo el Movimiento por una Vida Saludable, que lidera Erika Quevedo. Con el apoyo de los socios como Televisa y Tv Azteca, presentó la campaña “Checa y Elige”. Este es un esfuerzo de comunicación multiplataforma que se da en alianza con la Secretaría de Salud y la Cofepris. Busca orientar a los consumidores sobre cómo leer y utilizar el nuevo etiquetado ubicado en el panel frontal de los alimentos y bebidas.
Lo anterior se conjuga con la decisión de que las facturas de honorarios por servicios de psicología y de nutrición sean deducibles. Muy buena idea. Difiero de quienes se burlan de esta medida de la Secretaría de Hacienda, diciendo que este beneficio no ayuda a la mayoría de la población. Amigos, eso es obvio, los más fregados no pagan impuestos.
Ojalá que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mantenga permanente ese beneficio y no solo para la declaración anual de 2017. Falta además que también nos hagan deducible la factura del Gym. Recuerdo que el 21 de marzo del año pasado me atreví a preguntar en este espacio: ¿Y si deducimos el Gym?
Lo pregunté no como una ocurrencia sino a raíz de lo visto en la conferencia del ITAM titulada “Obesity: Causes and Public Policy Responses”. Allí, catedráticos de distintas universidades abordaron el tema de la obesidad visto desde la óptica económica. Se dijo que en México la obesidad no es solo un problema de salud, sino de pobreza. Se argumentó que faltaba subsidiar la actividad física pues hacer ejercicio en México se ha encarecido.
Entonces salieron los típicos chairos a preguntar si ahora el gobierno tendría que pagar para que bajemos de peso. ¡Pues claro! Se gastan cientos de millones de pesos en curar las enfermedades relacionadas con la obesidad. Además, prefiero darle mi dinero a un profesional que cuide de mi salud de manera preventiva que pagar impuestos para que lo roben las ratas. En una de esas se roban los anticolesterolémicos y hasta el paracetamol. Es que, de cara a lo que nos espera, necesitamos de buenas ideas que miren el panorama como un estímulo a la innovación. Sí, se ve cañón; pero la vamos a armar.

Compartir
Artículo anteriorEl mundo, ¡al revés!; opinión de Eduardo Ruiz-Healy
Artículo siguienteWaze presenta a Luis Ita, su nuevo country manager en México
FCPyS. UNAM. Tecnoempresario. Chispazos de periodismo en Adrenalina de Excélsior, en Negocios de Milenio y reportero para Tecnoempresa. Interesado en la tecnología y en cómo las nuevas herramientas inciden en la vida y forma de concebir el mundo de las personas. "Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo", Wittgenstein. Gusto por la literatura, la ciencia ficción, el cine y el anime. @Javier23rbn

No hay comentarios

Dejar una respuesta